,

Cómo deshacerse de las arrugas debajo de los ojos

A lo largo de nuestra vida, la piel nos protege de muchas circunstancias externas. Su elasticidad y resistencia la convierten en un órgano indispensable. Sin embargo, a medida que el tiempo pasa, la piel envejece, sumado a los efectos del ambiente, comienza a sufrir algunos cambios. Las arrugas son una de las primeras señales.

Los encargados de esa resistencia son el colágeno y la elastina, proteínas que se encuentran en las células de la piel. El colágeno es el encargado de proveer la fortaleza y la elastina de otorgar la flexibilidad. Con el correr de los años la producción de éstas va disminuyendo. Comienza a volverse delgada, más permeable, propensa a lesiones, tarda más en recuperarse y pierde elasticidad.

Otros factores dañinos son la exposición al sol, la polución, contaminantes ambientales, el tabaquismo, una mala nutrición, entre otros. El área de los ojos, es especialmente delicada a estos daños por ser muy fina. Así, es más propensa a sufrir cambios notorios y las arrugas pueden aparecer a temprana edad.

Los ojos son uno de los rasgos más visibles de nuestro rostro y los primeros en llenarse de arrugas. La carga genética tiene una gran influencia pero existen muchos remedios caseros que ayudarán a que las atenúes y evitan que aparezcan más. Descubre qué puedes hacer para disminuir estas marcas en tu piel.

Disminuye las arrugas de alrededor de los ojos con estos consejos y remedios caseros.

  • Huevo: La clara de huevo es muy conocida por tener un efecto “lifting” en la piel, ayudando a tensar todo lo que esté flojo. Aplica clara de huevo alrededor de tus ojos y deja secar, esto servirá para atenuar tus arrugas. Luego puedes maquillarte como de costumbre.
  • Aguacate: El aguacate es un alimento rico en vitamina E. La vitamina E estimula la producción de colágeno y es un potente antioxidante capaz de combatir los signos de vejez. También ayuda a la recuperación de dermatitis o acné. Realiza una mascarilla con aguacate machacado y aceite de oliva para rehidratar la zona y otorgar ácidos grasos esenciales que ayudarán a nutrir la piel.
  • Pepino: El pepino es uno de los alimentos que más composición de agua posee. Un 96% es agua pero también posee vitamina C, E y aceites esenciales. Realiza un jugo de pepino, embebe un algodón en él y humedece toda la zona de los ojos para nutrir, refrescar y limpiar la piel. Deja secar y luego aplica rodajas de pepino sobre los ojos, esto desinflamará, quitará ojeras, disminuirá las arrugas y blanqueará la zona.
  • Vaselina: Antes de ir a dormir, aplica una fina capa de vaselina por alrededor de los ojos. Esto hidrata y suaviza las líneas de expresión.
  • Leche: Para obtener efectos casi inmediatos, puedes aplicar un tónico de leche para que devuelva la luminosidad a la piel. Mezcla aceite de oliva, leche y agua de rosas. Embebe un algodón y aplica alrededor de tus ojos. Luego deja secar.
  • Descansa correctamente: El sueño reparador evita un aspecto cansino y avejentado. Cuando no dormimos correctamente, se generan bolsas, las ojeras se oscurecen, la piel se reseca y se arruga.
  • Agua: Para mantener una piel saludable y tersa, es muy necesaria la hidratación de todo el cuerpo. Beber abundante agua previene la retención de líquidos, ayuda a eliminar toxinas y a liberar la piel de desechos. Utiliza cremas hidratantes en el rostro y en todo el cuerpo.
  • No estires la piel: Muchas mujeres al maquillarse o al aplicarse alguna crema hidratante, poseen la costumbre de estirar la piel. A veces por creer que de esa forma penetrará mejor en las células, otras sin darse cuenta, pero la realidad es que esta costumbre daña notoriamente la salud de la dermis. La mejor forma, es aplicar cremas dando pequeños golpecitos sobre la zona hasta que la piel absorba toda la sustancia.
  • Utiliza la sombra de ojos correcta: Ten presente que la sombra en polvo, reseca la zona y la agrieta. Mejor opta por sombras en crema que, además de hidratar, atraen la luz y la reflejan de forma pareja, dando un efecto óptico que disimula las arrugas y suaviza las expresiones.
  • Realiza un simple ejercicio: Si deseas que tu mirada luzca siempre joven y sin líneas de expresión, puedes ejercitar los músculos del rostro. Cuando sientas que estás frunciendo o tensando los ojos, ciérralos unos segundos, luego ábrelos lo más que puedas, hasta que sientas la piel muy estirada. Practica esto varias veces al día.