,

Remedios caseros y tips saludables para combatir los ronquidos de manera natural.

El ronquido es un ruido respiratorio fuerte y áspero que ocurre durante el sueño, producido por la vibración contra las amígdalas de la lengua, la garganta, el paladar y la úvula. Las estadísticas dicen que el 45% de las personas roncan. Afecta principalmente a adultos y no supone, en sí mismo, un problema de salud. La mayor complicación puede suceder si la persona tiene lapsos sin respirar, denominados apneas de sueño.

Generalmente, los ronquidos son señales de que la persona está sufriendo de sobrepeso, obesidad, alergias, resfríos, padece de tabaquismo o bebió demasiado alcohol antes de ir a dormir. La persona que ronca no logra una buena calidad de sueño y no logra descansar adecuadamente.

Se lo considera un problema social, ya que el que comparte la cama con una persona que ronca, tampoco puede descansar adecuadamente, debido a los molestos ruidos continuados durante toda la noche. Es complicado acabar con los ronquidos de una forma radical, sin embargo un especialista puede ayudar a encontrar la causa y cooperar en la solución.

Si no existe una condición médica, te brindamos los mejores tips saludables para que puedas acabar con los ronquidos. Combinando con remedios naturales súper efectivos, tus noches serán súper placenteras y podrás descansar como te mereces.

Tips saludables para disminuir los ronquidos.

  • Dormir de lado: Cuando duermes boca arriba, la lengua se retrae y el paladar cae, realizando presión sobre la garganta y bloqueando los conductos respiratorios. Esto provoca dificultades para respirar y la aparición de los ronquidos. Si estás muy acostumbrado a dormir boca arriba y durante la noche no puedes sostener la postura de lado, ubica una pelota de tenis en tu espalda, pegada al pijama. Cada vez que gires, la pelota te obligará a ponerte de lado nuevamente.
  • Bajar de peso: Si tienes sobre peso, es necesario que bajes algunos kilos y llegues a un peso saludable. La grasa acumulada, al igual que si comes demasiado, hace peso sobre el tórax y no te permite respirar adecuadamente. Un peso saludable te garantiza una mejor calidad de sueño y descanso.
  • Utilizar más almohadas: Si utilizas una o dos almohadas más, tu cabeza se elevará sobre el resto del cuerpo, lo que puede ayudar a despejar los conductos respiratorios y evitas roncar.
  • Abandonar el cigarrillo: Fumar irrita e inflama las vías respiratorias superiores, lo que dificulta la respiración y promueve el ronquido. Además, puede presentarse tos y ahogos. Recuperarse del tabaquismo no sólo te garantizará un mejor descanso, ye ayudará a obtener una mejor calidad de vida.
  • Evitar el consumo de alcohol durante la noche: el consumo de alcohol provoca una relajación en las amígdalas, la lengua y el paladar, provocando presión sobre los conductos respiratorios. Lo ideal es que tres horas antes de dormir, suspendas la ingesta de alcohol.

Remedios naturales para combatir los ronquidos.

Menta.
Si los ronquidos se deben a una congestión nasal producto de un resfriado, gripe o alergias, puedes utilizar menta para despejar los conductos. Para ello vierte tres gotas de aceite esencial de menta en un vaso de agua fría y realiza gárgaras hasta terminar el líquido. No tragues el agua.
Otra opción es preparar una infusión de menta y luego realizar las gárgaras. Hierve un puñadito de menta seca en medio litro de agua, cuela la preparación y ¡listo! Conserva en el refrigerador y utilízala las noches que lo creas necesario.

Infusión de Ortiga.
Si padeces de alergias estacionales y te cuesta respirar, recuerda mantener el cuarto libre de polvo, bien aspirado y limpio. Además puedes consumir ortiga que se la considera un antihistamínico natural. Prepara una infusión de ortiga: agrega una cucharadita de hojas secas de ortiga en una taza, vierte agua hirviendo en ella y tápala. Deja reposar por cinco minutos, cuela la preparación y bebe antes de ir a dormir.

Cebolla y Sal.
Un remedio muy popular contra los ronquidos es utilizar los ácidos de la cebolla. Corta media cebolla en un plato pequeño, esparce un poco de sal por encima y déjalo cerca de la cabecera de la cama, sobre tu mesa de noche.

Bicarbonato de sodio y Sal.
El bicarbonato y la sal nos ayudarán a realizar una solución fisiológica ideal para destapar las fosas nasales y evitar los ronquidos durante la noche. Mezcla una taza de agua templada, con media cucharada de sal y una pizca de bicarbonato de sodio. Revuelve bien para disolver los ingredientes. Vierte el líquido en un inhalador o en una pera nasal. Puedes aplicar unas gotas directamente en la nariz o realizarte un lavado sal.

Aceite de Oliva y Ruda.
Con aceite de oliva y ruda, puedes preparar un ungüento muy efectivo. En un frasco de vidrio hermético, coloca 50 gr de ruda y cúbrela con aceite de oliva. Tapa el recipiente y déjalo reposar en un lugar oscuro, por dos semanas. Pasado este tiempo, embebe un algodón con la preparación y aplica sobre el puente de la nariz, el cuello y la nuca antes de ir a dormir, todas las noches.

Haz ejercicios.
Aunque no lo creas, hacer ejercicio te ayudará a combatir los ronquidos. Además de perder peso, mejorará tu calidad de sueño y descanso. Ejercitarte 30 minutos al día será suficiente.

 

Mi esposo dejo de roncar toda la noche cuando un amigo me dio este increíble remedio natural.