¿Cómo hacer QUESO MASCARPONE en casa? ¡Sigue estos simples pasos!

Cómo hacer QUESO Mascarpone en CASA? Apunta esta receta

Este ingrediente forma parte de deliciosas recetas de postres. Por ello, quizás estés pensando en hacer queso mascarpone en casa. Con esta receta conseguirás un excelente producto, con sabor auténtico y a un costo menor que en el mercado. ¡No lo dudes! En tan sólo 24 horas obtendrás este manjar. ¡Apunta la receta!

¿Cómo hacer queso Mascarpone en casa?

El queso Mascarpone es muy utilizado en la elaboración de postres. Es un producto singular ya que no necesita de un gran tiempo de estacionamiento. Esto se debe a que no es un queso producido con cuajo. Su elaboración se asemeja más a la del yogurt. Proviene del Norte de Italia, precisamente de Lombardía, y tiene un sabor muy particular. El postre más conocido elaborado con Mascarpone es el Tiramisú.

Si bien es un queso delicioso, su costo elevado lleva a que las personas no lo utilicen o lo sustituyan por otros quesos tipo Finlandia. Por este motivo, conviene hacer queso mascarpone en casa. Además, podemos asegurarnos la calidad y sabor del producto.

¡Manos a la obra!

Algunos consejos…

  • Antes de comenzar, es necesario adquirir una crema de leche o nata con alto tenor graso. Para ello, deberás leer las etiquetas en el mercado. A mayor cantidad de grasa, mayor cantidad de mascarpone obtendrás.
  • Es importante que respetes exactamente las cantidades aquí detalladas ya que eso asegurará el éxito del producto final.

Ingredientes y materiales:

  • 1 litro de crema de leche o nata.
  • 60 ml de jugo de limón exprimido y filtrado.
  • colador grande.
  • lienzo fino o gasa. Bien limpios.
  • Bowl profundo.
  • papel film de cocina (plástico de cocina).

Preparación:

  1. Ten preparado el colador. Coloca el lienzo sobre él.
  2. Debajo del colador, coloca un bowl donde escurrirá luego el preparado.
  3. En otro bowl, mezcla ambos ingredientes. Bate suavemente para integrar bien y evitar que la nata se corte. Continúa hasta observar que la crema obtiene una consistencia más cremosa.
  4. Vierte la mezcla dentro del colador que tenías listo con el lienzo. El ácido del jugo de limón provoca una reacción que separa el suero de la grasa.
  5. Una vez viertas todo el preparado, cubre con papel film de cocina. Sella muy bien y coloca en el refrigerador.
  6. Deja reposar por 24 horas.
  7. Una vez transcurrido el tiempo indicado, retira del refrigerador. En el bowl veremos que el suero se ha escurrido.
  8. Lo que queda en el lienzo es el queso Mascarpone listo para consumir.
  9. Retira de la tela y coloca en un recipiente. Mezcla el queso para lograr un alimento homogéneo. Si bien puede consumirse de inmediato, te aconsejamos dejar reposar nuevamente en el refrigerador por 24 horas. Vuelve a sellar con papel film.

Esta receta rinde para obtener entre 600 y 800 gr de queso. Esto dependerá de la calidad y tenor graso de la nata empleada. El Mascarpone puede conservarse hasta por una semana, siempre refrigerado. Después de este tiempo, se aconseja desechar. Recuerda que es un alimento que se aprovecha mejor fresco, recientemente elaborado. Con el paso de los días pierde mucho de su sabor y se vuelve rancio rápidamente.