, , ,

Cómo realizar una kokedama paso a paso

Aprende a hacer una kokedama: ¡original técnica oriental de decoración!

La kokedama es una brillante técnica japonesa mediante la cual se pueden conseguir plantas ormamentales con tan solo una bola de musgo. Hoy te enseñaremos a hacer una kokedama, para que puedas decorar tus ambientes y jardines, al mejor estilo japonés.

Tal como lo indica su nombre: koke (musgo) y dama (bola), esta técnica refiere a musgo vivo.

Las kokedamas son muy elegantes, y además fáciles de mantener para aquellas personas que no disponen de demasiado tiempo para cuidar de sus plantas.

Mira a continuación cómo hacer una kokedama paso a paso, ¡y comienza ya a armar tus propias plantas en base a esta original técnica oriental!

Cómo hacer una kokedama paso a paso

Elementos necesarios:

  • La planta que tu prefieras (no muy grande)
  • Tierra
  • Arcilla
  • Arena
  • Musgo
  • Hilo

Procedimiento:

Hacer una kokedama es muy sencillo; tan solo deberás de seguir los siguientes pasos:

 

  1. Arma una bola de barro: Esta bola servirá de soporte para tu planta. Puedes utilizar turba y akadama para la creación de esta base; mezcla 3 partes de turba con una de akadama, y luego agrega a la mezcla un poco de arena de río. Esta bola, además de servir como soporte de las raíces, también se encargará de brindarle nutrientes a tu planta.
  2. La plantación: Cuando ya tengas tu bola de barro bien armada y compacta, hazle un hueco en el medio para colocar tu plantita allí. Fijate siempre que las raíces de tu planta queden bien en el centro de la bola.
  3. Soporte y refuerzo: Toma ahora una piola, y pásala por alrededor de toda la bola de barro, haciéndo algunos nudos en la trayectoria. La piola será la que le brindará resistencia y soporte a la kokedama, y también podrá servirte luego para colgar tu planta.
  4. Coloca el musgo: Finalmente, cubre toda la bola con musgo, para que se mantenga en ella la humedad. Puedes utilizar un hilo para sujetar el musgo si lo deseas.

Cuidados de la kokedama

Hacer una kokedama no es para nada difícil, y mantener esta planta en su mejor estado, tampoco lo es. Mira cuales son los cuidados que la kokedama necesita.

  • No expongas tu kokedama al sol de manera directa
  • No aprietes tu kokedama para escurrir el agua
  • Rocía las hojas con agua si el ambiente en donde está tu kokedama es seco
  • Cuando la bola de musgo esté seca, sumérgela en el agua
  • ¡Cuidado con los gatos! Les atrae mucho esta original técnica japonesa
  • Gira siempre la kokedama sobre su propio eje, para que las hojas no se inclinen hacia la luz del sol
  • Cuida tu kokedama de los hongos e insectos
  • Recuerda que la kokedama siempre sufre más por exceso de agua que por falta de la misma
  • Limpia de manera frecuente las hojas de tu kokedama con un pequeño algodón
  • Corta las hojas secas con mucho cuidado, para no dañar las nuevas y sanas
  • Utiliza abono y fertilizantes

Si te ha quedado alguna duda acerca de cómo hacer una kokedama, en el siguiente video te lo explicamos paso a paso.