Padres tóxicos: claves para identificarlos

Cómo estar en alerta frente a este tipo de padres

A nadie la cabe la menor duda el hecho de que ser padre no es tarea fácil, lo que en ocasiones nos lleva a cuestionarnos si realmente estamos actuando bien al criar a nuestros hijos. Ahora bien, existen padres que más que pensar en la felicidad de sus hijos, priorizan por ante todo sus propias necesidades, ya sea consciente o inconscientemente. Mira a continuación cómo identificar padres tóxicos con estas simples señales de advertencia.

Cómo identificar padres tóxicos: los tipos de padres tóxicos

Antes de pasar a hablar en detalle de cómo identificar padres tóxicos, es importante que conozcamos bien los tipos de padres tóxicos con los que nos podemos encontrar.

Los Helicóptero

Los padres helicóptero son aquellos que sobreprotegen demasiado a sus hijos, realizándo todas las tareas posibles por ellos, incluso van a la escuela a hablar con el profesor, escogen la ropa adecuada para sus hijos, y hasta los amigos con los que estos deben juntarse.

Este tipo de padres tóxicos generan grandes transtornos de estrés y ansiedad en sus hijos, además de por supuesto impedir un sano desarrollo emocional, psicológico y de independencia.

Los Competitivos

Si quieres saber cómo identificar padres tóxicos, es muy importante que conozcas bien ls características de los padres competitivos.

Se trata de aquellos padres demasiado exigentes y autoritarios, los cuales intentan plasmar sus sueños y deseos en sus hijos, no permitiéndo que estos tengan los suyos propios.

Los padres competitivos podrán hacer que sus hijos pasen horas y horas practicando cierta disciplina, con el fin de que estos obtengan reconocimiento y sobresalgan por encima de todos los demás.

Este tipo de padres suelen criar adultos sumamente competitivos, que buscan la aprobación y el reconocimiento en todo, y con una autoestima muy baja.

Los Malvaviscos

Permisivos, generosos y complacientes…¡son la representación ideal de un buen padre a los ojos de cualquier niño!

Los padres malvaviscos nunca ponen límites a sus hijos, sino que por lo contrario los consienten en todo, creyéndo que así los harán felices, sin saber que tan solo están fomentando una personalidad egoísta y caprichosa.

Los padres malvaviscos, son por lo general personas que han padecido de una crianza demasiado estricta, o bien personas que están mucho tiempo fuera de casa e intentan suplir el afecto para con sus hijos, con regalos, actos permisivos y excesiva libertad.

Los Manipuladores

Si quieres saber cómo identificar padres tóxicos, debes de conocer muy bien las características de los padres manipuladores, uno de los tipos de padres más tóxicos y peligrosos.

Se trata de aquellos padres que siempre intentan lograr que sus hijos hagan lo que ellos desean, ya sea a través de chantaje emocional, manipulación,o bien maltrato psicológico y hasta en algunos casos también físico.

Este tipo de padres generan adultos con un enorme sentimiento de inferioridad y culpabilidad, y altamente manejables y manipulables.

Los padres manipuladores, son por lo general personas victimístas que son capaces incluso de manipular o mentir, con el fin de lograr sus objetivos. Estos padres también suelen ser muy egoístas.

Los Ausentes

Son padres que por lo general nunca están con sus hijos, sea por el motivo que sea.

Este tipo de padres se encargan de dar origen a adultos carentes de afecto y con un gran sentimiento de abandono.

Los padres ausentes casi nunca consideran a sus hijos como su mayor prioridad.

Los Colegas

Los padres colegas son muy parecidos a los padres malvaviscos; intentan ser compinches de sus hijos, siéndo permisivos y en ocasiones intentando lucir también juveniles.

Son padres que por lo genral buscan encajar entre los amigos de sus hijos, generando a estos un gran sentimiento de rechazo y verguenza.

Este tipo de padres hacen que sus hijos no los vean como figura autoritaria, y mucho menos como personas serias, lo que acaba generando un enorme distanciamiento entre ambas partes.

Si de alguna manera te has sentido identificado con alguna de estas actitudes, no te culpes ni pierdas más tiempo. Lo importante es que puedas darte cuenta del problema, para así cambiar a tiempo la actitud con tus hijos y crear así un lazo saludable y afectuoso con ellos, y por sobre todo, no perjudicarlos jamás en su sano desarrollo psicológico y emocional.

Ahora que ya sabes cómo identificar padres tóxicos, comparte con todos esta valiosa información.