,

Cómo liberar uñas encarnadas con estos remedios caseros sencillos.

Para liberar uñas encarnadas no se necesitan grandes tratamientos. Con un poco de paciencia y algunas técnicas para cortar la uña problemática, en poco tiempo estarás disfrutando de pies saludables y sin problemas. Sigue estos efectivos trucos y cuéntanos cuál te ha sido de ayuda.

Una uña encarnada, también conocida como uña enterrada, es una condición muy dolorosa, provocada por el crecimiento de la uña que poco a poco lastima y se incrusta dentro de la carne que la rodea. Además de dolor, notarás que la piel se encuentra enrojecida, sensible al tacto e inflamada. Generalmente, los pies son más afectados por este problema, puntualmente en el dedo gordo. Esta lesión abierta en el dedo, incluso es muy propensa a desarrollar algún tipo de infección.

Las infecciones en los pies deben ser tratadas de forma inmediata para no sufrir complicaciones aún más graves. Sin embargo, también es necesario tratar el origen de ellas: mientras la uña siga encarnada, cualquier microorganismo puede alojarse en ella.

Si deseas liberar uñas encarnadas, te contamos cómo hacerlo con algunos trucos y remedios caseros. Con estos tratamientos naturales, gozarás de buena salud en manos o pies, y en muy poco tiempo!

Cómo liberar uñas encarnadas de forma natural.

liberar uñas encarnadas

1. Crema antiséptica.

Esta pomada está realizada con ingredientes naturales y, aplicada periódicamente, ayuda a liberar uñas encarnadas y a evitar que vuelvan. Además es una mezcla de aceites esenciales indispensables para reducir la inflamación, combatir el dolor y prevenir infecciones. 

Ingredientes:

  • 5 gotas de aceite de eucalipto.
  • 5 gotas de aceite de lavanda.
  • 5 gotas de aceite de árbol de té.
  • 2 gotas de aceite de menta.
  • 1 gota de aceite de orégano.
  • 60 ml de aceite de coco.
  • 60 ml de gel de aloe vera.

Preparación:

En un recipiente, coloca el aceite de coco y el gel de aloe. Si el aceite de coco está solidificado, colócalo unos segundos en el microondas para que ablande.

Finalmente, añade los aceites esenciales y mezcla muy bien. Conserva en frasco de vidrio, en lugar fresco y seco.

Tratamiento:

Aplica todas las noches, dando suaves masajes sobre la uña encarnada. Poco a poco, libera la piel afectada y continúa masajeando. Procura que la crema entre en contacto con la carne lesionada para ayudar a su cicatrización. Corta los excesos de uña, una vez que la liberes.

2. Aceite esenciales.

El uso de aceites es uno de los mejores remedios, ya que a través del masaje la uña puede ser liberada, la carne cicatrizada y la piel sin infecciones. Los aceites recomendados son: Aceite de árbol de té, de chipre, de clavo, de lavanda y de romero. Incluso puedes realizar un ungüento mezclando unas gotitas de cada uno de ellos (recuerda usar siempre aceite portador: oliva o coco, por ejemplo).

3. Remojar los pies y corte en V.

Coloca a remojar tus pies, unos 15 minutos en agua tibia con jabón neutro o con sales de Epsom, para mantener la zona limpia.Además, tanto la piel como la uña se ablandarán y te resultará sencillo liberarla. Recorta los excesos de uña.

Luego, en el centro de la uña, puedes hacer un corte en V para que la uña deje de crecer hacia los costados y encuentre lugar hacia el centro.