,

Cómo mejorar la circulación sanguínea en las manos.

La mala circulación sanguínea, tal como su nombre lo indica, es la deficiencia del flujo de sangre en las extremidades superiores. Cuando existe una mala circulación general en todo el cuerpo, las extremidades suelen ser las más afectadas. Esto puede deberse a la placa que se acumula en los vasos sanguíneos y los obstruye.

Los síntomas de una incorrecta circulación son: hormigueo y entumecimiento en los dedos, también llamado neuropatía, manos frías, brazos y manos adoloridas, cefaleas, calambres, falta de sensibilidad y debilitamiento de uñas.

Algunos de las causas más comunes, que provocan esta condición son:

  • Niveles altos de colesterol.
  • Hipertensión.
  • Diabetes.
  • Tabaquismo.
  • Una vida sedentaria.
  • Consumir cafeína o alcohol en exceso.
  • Trabajar con las manos en posiciones incorrectas.

¿Cómo mejorar la circulación en las manos?

  •  Consulta con un especialista.
    Al presentar alguno de los síntomas antes mencionados, debes visitar cuanto antes a un médico. El especialista de confianza debe realizar una revisión completa y determinar un diagnóstico. Este es el primer paso a tener en cuenta cuando comenzamos cualquier tratamiento. Una vez obtenido el diagnóstico, sabremos qué tratamiento comenzar sin perjudicar aún más nuestra salud.
  • Modifica tu dieta.
    Para mejorar la circulación sanguínea, debes enriquecer tu dieta con mucha fibra y disminuir las grasas. Ingerir demasiadas grasas perjudiciales son la causa por la cual las arterias y vasos sanguíneos van obstruyéndose. Si padeces de sobrepeso, también es recomendable lograr un peso saludable.
    Consume alimentos ricos en vitamina C y E que cooperan a mejorar la circulación. Bebe, como mínimo, dos litros diarios de agua para eliminar toxinas, limpiar el organismo y beneficiar al torrente sanguíneo. También, los zumos naturales de frutas te serán de gran ayuda.
    Es necesario disminuir la presión arterial y existen muchos alimentos que pueden ayudar: espinaca, apio, semillas de girasol, frijoles, plátano, papa, aguacates y pescado. Incrementa tu ingesta de betacaroteno a través del zapallo, pimientos y zanahorias.
  • Cambiar la vida sedentaria.
    Es necesario realizar algún tipo de ejercicio para mejorar la salud. No es necesario llevar a cabo un entrenamiento intensivo, sino hacer lo que nuestro cuerpo pueda. Particularmente, para mejorar la circulación de las manos, se recomiendan ejercicios con manipulación de herramientas que estimulen el movimiento de los dedos. Caminar, o subir y bajar escaleras, son algunas actividades que ayudarán a mantener el calor corporal y evitar el entumecimiento de las extremidades. A su vez, lograrás mantener alejados los molestos y dolorosos calambres.
  • Ejercicios y masajes en las manos.
    Si notas entumecimiento en los dedos, o sientes que se tensan poco a poco, frota tus manos con energía y sacúdelas en seco para estimular la circulación y que entren en calor nuevamente.
    Masajea tus manos con aceite de romero, de almendras o de lavanda para estimular la circulación. Los masajes se recomiendan realizarlos antes de ir a dormir.
  • Remedios caseros y naturales.
    Uno de los remedios más aconsejables, es la infusión de jengibre ya que alivia significativamente los calambres. Coloca tres rodajas finas de jengibre fresco en una taza y vierte agua hirviendo. Deja reposar por 10 minutos y bebe el té.
    Para aumentar el flujo sanguíneo, bebe Ginkgo Biloba. Por otro lado, una investigación de la Universidad de Alabama, indicó que consumir ajo a diario, también ayuda a este propósito.
    Un alimento muy bueno para fortalecer la salud cardíaca y mejorar el funcionamiento del sistema circulatorio, es la pimienta de cayena. Bebe a diario una taza de té verde con una pizca de pimienta de cayena. La capsaicina presente en esta especia ayuda también a disminuir la presión arterial y los niveles altos de colesterol.
  • Consejos.
    -Usar ropa ajustada, puede empeorar esta condición.
    -Mantén tus manos libres de accesorios y bisutería que pueda perjudicar la circulación.
    -Cuando se presenten días de bajas temperaturas, se aconseja abrigar las manos con guantes para evitar calambres y dolores.
    -Cuida, también, tu postura corporal para permitir que la sangre fluya libremente.
    -Colocar las manos en una postura correcta y descansada mientras se duerme.