, ,

Cómo parar de rechinar los dientes y aliviar los molestos síntomas del bruxismo de forma natural.

Si sufres de bruxismo y deseas parar de rechinar los dientes, estas 4 formas naturales te ayudarán a combatir también los síntomas más comunes como dolor de cabeza, de mandíbula y daños en las piezas dentales, antes de necesitar una cirugía.

Quizás notes que al despertar no estás lo suficientemente descansado. Por el contrario, puedes sentirte tenso, nervioso, con cefaleas matutinas, dolores en las mandíbulas y hasta en las encías. Todos esos síntomas son provocados por el bruxismo, nombre técnico que se le da a “rechinar los dientes”.

1 de cada 3 personas en todo el mundo sufre de bruxismo, según las estadísticas. Es una condición muy común provocada principalmente por el estrés y las personas hiperactivas son las más afectadas. Aunque sólo parece un “mal hábito”, la realidad indica que la fricción en los dientes desencadena problemas de salud graves:

  • desgaste del esmalte dental.
  • migrañas crónicas.
  • dientes flojos.
  • fractura de piezas dentales.
  • dolores de muelas.
  • trastornos en la articulación de la mandíbula.

Si deseas parar de rechinar los dientes, la primera decisión que debes tomar es la de visitar a un especialista. Es muy importante que conozcas tu diagnóstico real y cuál es el nivel de daño.

Existen algunos consejos naturales que puedes seguir que te ayudarán a parar de rechinar los dientes. ¡Aquí te contamos los mejores!

Lee también: “7 remedios naturales contra la gingivitis”.

Cómo parar de rechinar los dientes de forma natural.

Una vez que visites a tu dentista, él inmediatamente podrá decirte si sufres de bruxismo o no. Según el nivel de daño te recomendará un protector bucal o una cirugía, en caso de que presentas problemas graves.

Antes de llegar a ese punto, te recomendamos que trates tu bruxismo a tiempo y pruebes estos consejos sanos que evitarán que consumas analgésicos o lleves a cabo costosos tratamientos.

1. Protector bucal.

Lo primero que te aconsejarán si deseas parar de rechinar los dientes, es un protector bucal. Los dentistas pueden realizarte uno personalizado, a la medida de tu boca y dientes, aunque puede resultarte algo costoso.

En las farmacias existen modelos económicos que se pueden personalizar a través de un ablandamiento con agua caliente. Luego que armas tu molde, lo dejas enfriar y listo: ya tienes tu protector bucal a medida.

Sinceramente, al principio será un poco incómodo dormir con él en la boca, pero notarás mejorías inmediatamente y poco a poco te acostumbrarás a llevarlo. Si bien no dejarás de rechinar los dientes, estarás previniendo cualquier daño mientras llevas a cabo otros tratamientos.

2. Trata de controlar tu estrés.

Si eres una persona nerviosa, hiperactiva o estresada, es necesario controlarlo si realmente deseas parar de rechinar los dientes. Realiza ejercicios regularmente para mejorar el sueño por la noche, realiza caminatas al aire libre para despejar tu mente, practica una actividad por hobbie, toma clases de yoga o meditación, etc.

Te recomendamos la siguiente rutina que puede ayudarte a dormir mejor, contralar el estrés y parar de rechinar los dientes:

  • Después de cenar, bebe una infusión de hierbas. Puede ser de manzanilla, tilo, melisa, té verde, etc.
  • Toma una ducha caliente relajante. Agrega unas gotas de aceite esencial de lavanda al baño para inducir la relajación.
  • Luego, toma media hora para meditar. No es necesario que pienses en algo concreto, ni que permanezcas en estado alfa. Sólo cierra tus ojos, relaja el cuerpo, inhala en 5 tiempos, exhala en 7.

Toma tiempo para ti y realiza todo aquello que realmente disfrutas. De esta forma mantendrás controlado tu estrés.

Lee también: “¿Sabes cómo blanquear los dientes con cáscara de plátano?”

3. Abandona la goma de mascar y el café.

Aunque te parezca extraño, muchas personas con el hábito de mascar un chicle durante todo el día, luego siguen “mascando” durante la noche. Inconscientemente, el cuerpo adquiere el hábito de tener siempre algo en la boca y masticar.

Por otro lado, para parar de rechinar los dientes también deberás abandonar, al menos por un tiempo, bebidas excitantes como el café o los energizantes.

4. Masajea tu mandíbula.

Los masajes mandibulares no sólo ayudan a mejorar el dolor, sino también a relajar los músculos de todo el rostro. Antes de dormir, masajea toda la mandíbula con dos dedos de cada lado del rostro, a través de pequeños movimientos circulares. Cierra los ojos y disfruta de la sensación. Esto ayudará a que abandones los analgésicos en muy poco tiempo. Si el dolor es muy severo, aplica un poco de calor, calentando un paño limpio 30 segundos en el microondas.

Realiza estos movimientos y masajes también cuando sientas tensión o cuando necesites descansar en el trabajo. En sólo 5 minutos el dolor habrá desaparecido por completo.