,

Cómo perder peso con la dieta de la piña y el atún

Si tienes cómo objetivo perder algunos kilos y deseas que sea en poco tiempo, entonces la dieta de la piña y el atún puede ser tu solución. Si bien, y al igual de lo que sucede con todas las dietas, supone hacer un pequeño esfuerzo, al final de ella verás los resultados.
Tanto la piña como el atún tienen excelentes propiedades en lo que refiere a eliminación de sustancias grasas, y ambos favorecen un metabolismo más rápido, especialmente de los alimentos glúcidos, ricos en azúcar. Al disminuir el tiempo de permanencia de estas sustancias, y facilitando su eliminación, nuestro organismo no las acumula y de esa forma no engordamos. A continuación va una interesante propuesta de perder peso rápidamente, y alimentándote de manera saludable:

Cómo Bajar 5 Kilos En Una Semana Con La Piña Y El Atún

Desayuno:
-Siempre comenzar bebiendo dos vasos de agua fría.
-Comer entre dos y tres rodajas de piña fresca sin agregarle azúcar.
-Tomar un café con leche descremada o un té. Otra opción de bebida puede ser un jugo de frutas frescas.
-Comer pan integral tostado untado con queso magro o jamón sin sal. Elegir una de las dos opciones y no comer más de una rodaja de pan.

Almuerzo:
Ensalada de atún con dos cucharadas de arroz integral. Puedes agregarle medio tomate picado y un huevo cocido. Otra opción de acompañar el arroz es con dos rodajas de piña cortada en pequeños trozos. Al finalizar la comida beber dos vasos de agua fría.
A media tarde:
Tomar un café con leche descremada o té, según prefiera. Las opciones de acompañamiento pueden ser la del desayuno agregando la alternativa de galleta sin sal con mermelada light. Al finalizar comer dos rodajas finas de ananá cortada en pequeños trozos.

Cena
Puede incluir el menú del mediodía pero sustituyendo el arroz por otras verduras cocidas al vapor. Al finalizar beber dos vasos de agua fría.
Este menú, jugando con las distintas alternativas se puede mantener durante una semana. Sólo debes tener presente que al finalizar la misma hayas consumido dos piñas enteras y unos 400 gramos de atún fresco. En el caso de optar por el enlatado este debe ser conservado al natural y nunca al aceite.
Te sorprenderás al finalizar la semana, pues la ropa seguro te quedará más holgada y te sentirás más liviana en el quehacer diario. No existen misterios sino que la clave está en aprovechar las ventajas de estos dos alimentos: el gran poder metabólico de la piña, debido a su composición bioquímica y el aporte de ácidos grasos esenciales que te aporta la carne del atún. De esta forma estarás bien alimentado y perderás el peso que tanto deseas.