,

Cómo plantar menta, perejil y romero en casa.

Las hierbas aromáticas son ingredientes deliciosos que aportan mucho sabor a nuestras salsas, guisados y más. Además, tienen múltiples usos en la medicina natural ya que, debido a sus diversas propiedades, son muy beneficiosas para la salud. Hoy te contamos cómo cultivar menta, perejil y romero en tu propio hogar y contar con un suministro permanente de ellas. Crecen en casi cualquier tipo de suelo y pueden ser plantas de interior sin ningún tipo de complicación. Conozcamos los secretos y consejos para lograr un cultivo exitoso.

Cómo cultivar menta.

La menta es una de las hierbas que más frescura aporta. Se utiliza en comidas, bebidas frías y calientes y hasta para realizar dulces. Los usos medicinales son muchísimos ya que su aroma y gusto aportan alivio a diferentes afecciones. Es ideal para tratar problemas respiratorios, de garganta, es antiespasmódica, digestiva, antiséptica y más.

También puede ser utilizada como repelente contra hormigas, pulgones y otras plagas de las plantas.

Es una de las hierbas aromáticas que más recomendamos por ser una de las más beneficiosas. Es necesario tener siempre una plantita de menta en tu cocina. Para cultivarla necesitarás:
-Gajos o semillas de menta.
-Un tiesto o maceta.
-Tierra negra.
-Agua.

¿Cómo lo hago?

-Comprueba que la maceta posea un drenaje correcto. Recuerda que la menta crece para los costados, la maceta deberá ser bien ancha para obtener una buena planta de menta.
-Llena la maceta con tierra negra, preferentemente la que viene enriquecida.
-Realiza unos orificios en la tierra y coloca las semillas o los gajos de menta.
-Riega.
-Coloca la maceta en un lugar que reciba luz solar, pero no por mucho tiempo. Mayormente debe estar a la sombra.
-Será necesario regar regularmente ya que, para que crezca fuerte, la tierra debe estar ligeramente húmeda siempre.

Cómo cultivar perejil.

El perejil es muy fácil de cultivar por lo que no tendrás demasiados problemas. Además de sus usos gastronómicos, sirve para tratar la hipertensión arterial, posee muchos antioxidantes y es un excelente purificador del organismo.

Para plantar perejil necesitarás:

-Semillas de perejil.
-Tierra negra enriquecida.
-Tiesto o maceta.
-Agua.

¿Cómo lo hago?

-Si bien es una planta muy fácil de cultivar y mantener, es muy importante que reciba luz solar. Antes de comenzar, busca un lugar donde reciba entre 4 y 6 horas de sol diariamente. Sin él, no crecerá.
-Comprueba el drenaje del tiesto.
-Llena la maceta con tierra negra, hasta la mitad, agrega un poco de composta y finaliza con más tierra negra. Deja libres los últimos 5 cm.
-Coloca todas las semillas de perejil. Luego rellena con más tierra. Esto se puede hacer en cualquier época del año.
-Como con cualquier planta, evita exponerla a calores muy intensos o heladas.
-Deberás tener mucha paciencia, la germinación del perejil es lenta.
-Cuando florezca, puedes usar las flores para hacer más plantas o desecharlas. De cualquier forma, debes cortarlas para que la planta no pierda fuerza.

Cómo cultivar romero.

El romero es una planta aromática de sabor intenso. En la cocina se utiliza frecuentemente para dar sabor a las salsas y acompañar carnes, como la de pollo. También puede utilizarse como repelente natural contra los mosquitos. Sirve para tratar enfermedades de manera casera como las respiratorias, circulatorias y el estrés, entre otras.
Para plantar romero necesitarás:
-Semillas de romero, plantín o gajos.
-Un tiesto o maceta.
-Tierra negra.
-Pala de cultivo.
-Agua.

¿Cómo lo hago?
-En primer lugar, debes verificar que la maceta posea un buen drenaje. Debe tener orificios en su base para permitir que salga el exceso de agua.
-Si cultivarás tu planta a partir de gajos de romero, éstos deben ser cortados de la planta madre a principios de verano para que prendan bien. Deben tener un largo aproximado de 8 a 10 cm, aproximadamente.
-Otra opción es comprar un plantín en algún vivero. El plantín es una pequeña planta que posee brotes y está bien enraizada. O, directamente, puedes comprar las semillas de romero.
-Toma la maceta y coloca tierra negra enriquecida. Si posees un plantín, pon tierra sólo en la base del tiesto. Retira el plástico que envuelve la planta, procura que la raíz no quede al aire libre, no pierdas tierra en el proceso. Apóyala sobre la tierra dentro del tiesto y rellena con más tierra todo el alrededor.
-Si tienes gajos o semillas, cubre la maceta con tierra negra hasta arriba y plántalos.
-El tiesto debe colocarse en un lugar de la casa que reciba mucha luz solar.
-Si deseas cultivar romero en el jardín, no tendrás ningún inconveniente si recibe buena cantidad de sol.
-Evita regar demasiado, espera a que la tierra esté bien seca para hacerlo.