,

¿Cómo se conecta la columna vertebral con todos los órganos? Descubre las causas reales del dolor.

Generalmente, los problemas de columna perjudican y dañan otras partes del cuerpo. Esto nos desvía de la causa real y nos lleva a tratar diversas enfermedades, sin obtener resultados positivos. Es decir, lo correcto y verdaderamente beneficioso, es prestar especial atención a nuestra columna vertebral.

La columna recubre la médula espinal, que es la encargada de transmitir la información enviada por el cerebro al resto del cuerpo. Para lograr esto, la médula tiene salientes nerviosas que pasan entre vértebra y vértebra. Cuando las vértebras pierden su alineación, el mensaje cerebral llega con menos intensidad o no llega. Así, el cuerpo no trabaja en un 100% y comienzan los dolores y enfermedades.

Si sientes algún tipo de dolor en tu cuerpo, es posible determinar qué parte de la columna vertebral está conectada con ese órgano o área específica. De esta manera, se observan anomalías o lesiones vertebrales que afectan y desencadenan problemas en esa zona.

En este artículo te contaremos cómo están conectados todos los órganos del cuerpo a la columna vertebral y cómo puedes determinar las causas reales de los dolores.

  • Según los osteópatas y los quiroprácticos, el 70% de los dolores de cabeza se originan en la columna.
  • Una hernia del disco intervertebral puede originar: tinnitus, dificultad para tragar alimentos y problemas en la visión.
  • Problemas en las vértebras cervicales que forman el cuello, originan: dolor y entumecimiento en ambas manos.
  • Inconvenientes en las vértebras torácicas originan: dolores y problemas en el corazón, dolores intensos de estómago y de intestinos.
  • Problemas lumbares originan: dolores de cintura y en la espalda baja, problemas en la cadera, molestias severas en los muslos, disminución y pérdida de sensibilidad en ambas piernas y dificultades para caminar con normalidad.

Detalle vértebra por vértebra.

Problemas en las vértebras (nervios) cervicales (C) provocan:
-C1: provoca cefaleas, hipertensión, amnesia, mareos y fatiga.
-C2: origina sinusitis, alergias y dolores de oídos.
-C3: neuralgias, acné o eczemas.
-C4: fiebre de heno, catarro, pérdida de audición y adenoides.
-C5: ronquera e irritación en la garganta.
-C6: dolor en brazos, cuello rígido y amigdalitis.
-C7: resfríos y problemas en la glándula tiroides.

Los problemas en las vértebras (nervios) torácicas o dorsales (T), originan los siguientes problemas:

-T1: tos, asma, sensación de asfixia, dolores en los codos, muñecas y manos.
-T2: problemas cardíacos, especialmente enfermedades en las válvulas.
-T3: (es el que se conecta con los pulmones) bronquitis, pulmonía, gripe, etc.
-T4: problemas de vesícula, ictericia y herpes.
-T5: problemas hepáticos, fiebre, hipotensión, anemia, problemas circulatorios y artritis.
-T6: (se conecta directamente con el estómago) inconvenientes estomacales, indigestión, acidez, etc.
-T7: úlceras y gastritis.
-T8: problemas y debilitamiento del bazo.
-T9: alergias y urticarias.
-T10 y T11: problemas renales, afecciones epiteliales y fatiga crónica.
-T12: problemas intestinales como estreñimiento, colitis, diarrea, gases. También algunos problemas de esterilidad.

Los problemas en las vértebras (nervios) lumbares (L) pueden ocasionar:

-L1: también interviene en los intestinos al igual que la T12.
-L2: calambres, problemas digestivos y várices.
-L3: problemas menstruales, abortos, impotencia, incontinencia y otros relacionados a los órganos sexuales y vejiga.
-L4: ciática, lumbalgia y problemas de próstata.
-L5: pies fríos, calambres, tobillos inflamados y otros problemas relacionados a los pies.

La mejor manera de terminar con los dolores que te aquejan, es llevar a cabo un tratamiento que fortifique la columna vertebral en su totalidad. De esta manera, también ayudas al correcto funcionamiento y beneficias la salud de todos los órganos de tu cuerpo.