,

Cómo tratar la presión alta con remedios naturales

La mayoría de la gente hoy en día después de los 40 sufre de presión alta principalmente por el estilo de vida. Todos saben lo difícil que es llevar una vida tranquila y sin estrés y muchos desearían hacer algo al respecto, pero no saben cómo.

Esto ha llevado un incremento de la población a sufrir de presión alta y buscar remedios para la misma. La mala noticia es que muchos ingieren medicamentos y drogas que en vez de mejorar su situación terminan por producir efectos secundarios más adelante.

La buena noticia es que existen remedios naturales que puedes implementar sin necesidad de un gran presupuesto desde tu hogar. Aquí voy a enumerar algunas de ellas.

-Berenjena: de origen asiático su cultivo data de dos mil años antes de Cristo. Posee propiedades antioxidantes recomendadas para problemas cardiovasculares. También tiene estatinas que ayudan a combatir las grasas en el cuerpo. Como remedio natural su preparación es relativamente simple. En una jarra introduce berenjenas cortadas en trocitos, luego llenas la jarra de agua y la pones a enfriar. Toma 4 vasos diarios de esta agua como tratamiento para la presión alta.

-Lulo: llamado también toronja es una planta de origen sudamericano. Es muy refrescante y ayuda a combatir enfermedades de la sangre y como tratamiento en casos de arteriosclerosis e hipertensión. Su consumo debe ser crudo en jugos, en caso de presión alta se recomienda dos vasos de este jugo en ayunas. No se recomienda para personas que sufren de presión baja o alergias.

-Maracuyá: también conocida como parchita o fruta de la pasión, se consume principalmente en jugos, batidos y helados por sus cualidades para combatir el ácido úrico y otras afecciones con el sistema cardiovascular. Para la presión alta es recomendable ingerir dos vasos de este jugo en ayunas.

-Sandía: También conocida como melón de agua es de origen africano y su fruto es 95% agua, rica en potasio y ácido fólico. Para su consumo es preferible comerla fresca lo más pronto posible ya que tiende a dañarse muy rápidamente. Como tratamiento para presión alta consumirla en trozos, recién cortada y sola, no es recomendable usarla como postre.

-Tomate de árbol: Para combatir la presión alta se recomienda tomar cuatro tomates rojos, sin cáscara ni semillas, se licuan en agua pura y se toman en ayunas hasta que sienta mejoras, por lo general unos 10 a 15 días, no es recomendable mezclarlo con limón porque producen ácidos que pueden dañar el organismo humano.

La presión alta no se controla o se trata únicamente con fármacos o remedios naturales, su estilo de vida influirá mucho en que los resultados obtenidos sean duraderos, recuerde mantenerse calmado, en ambientes tranquilos y saque tiempo para estar a solas.

La presión alta se está convirtiendo en un mal normal para las personas, pero la realidad es que no lo es, recuerde cuidar de su alimentación y hacer ejercicio semanalmente.