,

¿Mucho dolor en el hombro? ¡Conoce cómo tratar una tendinitis de hombro!

La tendinitis de hombro es una de las condiciones más comunes que causan dolor, molestia y rigidez en esta articulación. Conozcamos de qué se trata y cuáles son los mejores tratamientos para mejorar en poco tiempo, con los cuidados y atenciones necesarias.

La articulación del hombro está sostenida por un grupo de músculos llamados “manguito de los rotadores” y por el “tendón bicipital”. El tendón bicipital es el encargado de mantener el hueso del brazo, dentro de la cavidad del hombro. Cuando el tendón del manguito de los rotadores o el tendón bicipital se inflaman, se denomina tendinitis de hombro (también se la conoce como tendinitis del manguito rotador o tendinitis bicipital).

Esta condición puede presentarse a cualquier edad, aunque las personas mayores de 40 años suelen ser las más afectadas. Principalmente, se origina a partir de algún mal movimiento o mala fuerza. Puede deberse por un mal levantamiento de pesas o por la práctica constante de ejercicios físicos que sobre esfuercen la articulación (como tenis o béisbol). También, como producto de un golpe o caída.

Los tratamientos para la tendinitis de hombro no son invasivos, ni quirúrgicos. Se enfocan en disminuir la inflamación, aliviar el dolor y evitar continuar con actividad pesada. Por el contrario, el tratamiento analgésico debe ir acompañado de ejercicios fisioterapéuticos que buscan fortalecer el área nuevamente. Se necesitará de mucha constancia y cuidados.

¿Cómo mejorar una tendinitis de hombro?

Con mucha constancia, el hombro del paciente volverá a ser funcional en unos dos meses, aproximadamente. Durante este período será necesario dejar la actividad física y realizar ejercicios terapéuticos.

Además, te dejamos algunos consejos claves:

  • Por dos semanas, evita toda actividad general que requiera el movimiento del hombro. Esto disminuirá el dolor considerablemente, antes de que comiences con fisioterapia.
  • Aplica hielo o compresas frías sobre el área, durante 15 minutos, unas 3 a 6 veces al día para combatir la inflamación.
  • Masajea la zona con aceite de oliva que es un gran analgésico natural. También súmalo a tu dieta cotidiana.
  • Busca un fisioterapeuta de confianza para comenzar una rehabilitación específica.
  • También puedes probar con un especialista en quiropraxia para devolver el equilibrio y la flexibilidad muscular.
  • Limita los movimientos en el hogar. No eleves el brazo por encima de tu hombro y evita levantar cosas pesadas, ya que esto podría ser un retroceso en la rehabilitación.
  • Evita movimientos que requieran fuerza con los brazos estirados y hacia afuera del cuerpo. Si necesitas levantar, hazlo siempre cerca del cuerpo.
  • No duermas sobre el brazo que presenta tendinitis de hombro.

Ejercicio para mejorar la tendinitis de hombro.

Busca una esquina en la pared, coloca una toalla o paño y ubica allí el hombro. El brazo afectado, debe permanecer detrás del hombro, con el codo flexionado en un ángulo recto. Para realizar una mejor fuerza, una pierna estará por delante y la otra por detrás. Presiona suavemente el hombro y siente cómo se estira toda la zona. Mantén la postura de presión durante 15 minutos y descansa. Repite 4 veces.

Practica este estiramiento unas dos veces al día para mejorar la flexibilidad.