,

Cómo utilizar consuelda para curar heridas, moretones y huesos astillados.

La consuelda para curar heridas se utiliza en forma tópica, para reducir todo tipo de inflamaciones musculares, así como también distensiones y desgarros, e inclusive para acelerar el proceso de curación en caso de huesos rotos o quebraduras.

La consuelda es una excelente planta medicinal en cuanto al uso para reducir los dolores por la inflamación que se asocia a la osteoartritis y además ayuda en la curación de muchas enfermedades de la piel como las erupciones, la dermatitis, las quemaduras, e inclusive ha dado muy buenos resultados en personas con psoriasis.

La capacidad de la consuelda para curar heridas e impedir el sangrado viene determinada por su riqueza en alantoína, que puede llegar hasta el 1,5 % en sus raíces tiernas. También por su alto contenido de mucílagos (hasta un 30%), actúa como demulcente, alivia la irritación y la inflamación de las partes erosionadas, reduciendo además el dolor.

La consuelda se encuentra fácilmente en caminos, pastizales, prados, siembra directa y sobre todo en jardines y patios. Es originaria de Europa y Asia. Si quieres tenerla en tu jardín es de fácil manejo pero no olvides regarla constantemente.

Lee también: “¡¡¡Bebió jugo de pasto de trigo y a sus 80 años no tiene ni una cana!!!”

Cuatro maneras de utilizar consuelda para curar heridas

1.- Leche y consuelda para curar heridas.

  • Corta en pequeños trozos 100 gramos de raíz de consuelda.
  • Colócalos en una olla y vierte sobre ellos 1 litro de leche hirviendo.
  • Ponlo en fuego medio por 20 minutos.
  • Apaga el fuego y deja la mezcla reposando por 6 horas.
  • Cuela la mezcla de consuelda para curar heridas.

Aplica sobre la zona afectada, una toalla de algodón embebida en el líquido de consuelda para curar heridas. Es necesario cambiar la toalla cada cuatro horas al comienzo del tratamiento (5 o 6 veces), luego no lo hagas tan frecuentemente.

2.- Consuelda y leche para huesos rotos

  • En una olla pequeña, pon 4 cucharadas de raíz de consuelda finamente picada.
  • Agrégale un poco de leche.
  • Colócala a fuego medio y déjalo hervir hasta obtener una textura espesa.

En una toalla de algodón coloca la mezcla y aplícala en la zona del hueso roto. Asegúrate de que no esté muy apretada la compresa, por la irrigación de sangre. Se debe cambiar la toalla embebida en la pasta de consuelda para curar heridas cada 4 horas.

3.- Consuelda directamente sobre la zona afectada

  • Muele muy bien las hojas con mortero o licuadora.
  • Agrégale una cucharadita de agua.
  • Hazlo hasta lograr una pasta homogénea.

Aplícala sobre el área del hueso roto y asegúrala con papel film. Al cabo de una hora quita la pasta con abundante agua. Este procedimiento se puede repetir hasta 3 veces por día.

4.- Consuelda para curar heridas, moretones e hinchazón de manera más rápida

  • Corta en trozos muy pequeños 1 cucharada de raíz de consuelda.
  • Incorpóralos a un litro de agua hirviendo.
  • Déjalo reposar por alrededor de 1 hora.

En caso de heridas abiertas, a la mezcla obtenida de consuelda para curar heridas debes colarla y lavarte con el agua restante. En caso de moretones o hinchazón, debes aplicar la mezcla directamente y sin colar.

Lee también: “¡Descubre las 11 mejores plantas para bajar de peso!”

Recuerda que no está recomendado el consumo interno de consuelda para curar heridas porque contiene alcaloides que pueden dañar el hígado.