,

¡Con esta mascarilla facial de bicarbonato de sodio conseguirás un cutis envidiable!

El bicarbonato de sodio (que muchos de nosotros ya tenemos en nuestros hogares) además de todas las propiedades conocidas, es también un excelente exfoliante natural que ayuda a mejorar el acné y las glándulas  sebáceas muy productivas. Realicemos la siguiente mascarilla facial de bicarbonato de sodio para mimar nuestra piel, dejarla suave, limpia y fresca.

El rostro es nuestra carta de presentación y, el secreto para que se destaque, no debe necesariamente ser que tenga proporciones exactas, ni usar mucho maquillaje. Todo lo contrario. Debemos buscar nutrirlo, protegerlo y balancear las diferentes tonalidades de la piel para que luzca radiante, juvenil y sano. Esto podremos conseguirlo fácilmente con la mascarilla facial de bicarbonato de sodio que, además, nos dará la oportunidad de renovar nuestro rostro.

El bicarbonato de sodio es anfotérico. Esto significa que actúa como un ácido o una base. De esta forma, la mascarilla facial de bicarbonato de sodio puede ayudarnos a neutralizar cualquier desequilibrio de pH de la piel, lo cual es una causa común del acné. Además actúa secando la piel y eliminando el exceso de aceite, que es la razón de los puntos negros y los brotes de espinillas. Incluso, por sus propiedades anti-inflamatorias y anti-sépticas, ayudará a reducir el tamaño de los granitos que ya tengamos.

Lee también: “7 usos del bicarbonato de sodio que te volverán una persona más atractiva”.

Beneficios de la mascarilla facial de bicarbonato de sodio

  • Es económica y fácil de preparar.
  • Elimina las células muertas de la piel. Lo que permite acabar con las impurezas de la piel.
  • Atenúa las manchas.
  • Logra un rostro más luminoso.
  • Elimina rastros de oleosidad.
  • Homogeniza el tono del cutis.
Lee también: “Excelente mascarilla facial para pieles grasas: ¡Elimina el acné, rojeces y puntos negros!”

¿Cómo realizamos la mascarilla facial de bicarbonato de sodio?

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de crema de afeitar.
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio.

Preparación:

  • En un recipiente pequeño coloca la crema de afeitar.
  • Agrégale el bicarbonato de sodio.
  • Bate muy bien los dos ingredientes hasta que consigas una crema homogénea y sin grumos.
  • Una vez que estén bien emulsionados ya tendrás lista la mascarilla facial de bicarbonato de sodio.
Lee también: “Este masaje facial japonés te rejuvenecerá y lucirás 10 años más joven”.

¿Cómo colocamos la mascarilla facial de bicarbonato de sodio en nuestra piel?

  • Lava profundamente tu rostro con abundante agua limpia.
  • Hierve en una olla 200 ml de agua y añádele 2 cucharadas de flores secas de manzanilla.
  • Coloca la olla sobre la mesa, coloca tu cabeza sobre la olla, cúbrela con una toalla y deja que el vapor penetre en el rostro por alrededor de 5 a 7 minutos.
  • En el rostro húmedo por el vapor esparce la mascarilla facial de bicarbonato de sodio, evitando el área de los ojos y la de los labios.
  • Humedece en agua caliente, un cepillo para rostro o cepillo de dientes de cerdas suaves.
  • Haz pequeños círculos con el cepillo por toda la superficie del rostro. Con suavidad pero dinámicamente. Para dejar libres de impurezas los poros, con la mascarilla facial de bicarbonato de sodio.
  • Hazlo más profunda y dedicadamente en la zona de la nariz y la frente.
  • Cuando hayas terminado con la tarea, deja actuar la mascarilla facial de bicarbonato de sodio por 15 minutos.
  • A continuación lava muy bien la cara con abundante agua tibia.

Recuerda que la mascarilla facial de bicarbonato de sodio puede repetirse solo una vez por semana. Es importante que antes de colocar cualquier mascarilla hagas una prueba para comprobar si no eres alérgico/a, o si produce alguna irritación en tu piel. El punto donde aplicaras una pequeña cantidad de producto (en este caso la mascarilla facial de bicarbonato de sodio), será en la cara interna de tu brazo. Luego de esto y con la seguridad de que no corres ningún riesgo, podrás colocarla en tu rostro.