, , ,

Con este delicioso cacao casero conseguirás prevenir la hipertensión y fortalecer tu memoria.

Si bien el cacao aporta beneficios para la salud, gracias a los flavonoides que contiene, creer que todos los chocolates que se comercializan son beneficiosos es una gran equivocación. Por ello nada mejor que preparar cacao casero y disfrutar de un delicioso dulce, sano y natural.

La mayoría de los chocolates que se comercializan, en vez de tener las propiedades anticancerosas, cardiotónicas, analgésicas y tantas otras más del cacao, lo único que ofrecen es una gran carga calórica y un exceso de azúcar. Los fabricantes de golosinas quieren ofrecer un producto dulce con alto poder adictivo, por lo que la pasta de cacao pasa por varios procesos para finalmente quedar convertido en un producto con altos porcentajes de azúcar, colorantes, conservantes y otros aditivos; y muy poco o nada de cacao.

El tipo “amargo” es el más puro, pero no por ello hay que dejarse engañar. Todos tienen entre sus componentes algo que no es bueno para la salud. Entonces, que mejor que preparar uno mismo el cacao casero para nuestra familia.

Hacer cacao casero es una verdadera experiencia maravillosa. Puede ser el chocolate más delicioso, dada la dedicación y el amor con el que fue hecho. A continuación encontrarás la receta para realizar cacao casero.

Lee también: “Desintoxicar la glándula pineal para alcanzar niveles superiores de consciencia. ¡Lógralo con estos alimentos!”

Delicioso y nutritivo cacao casero.

cacao casero

Ingredientes:

  • 500 gramos de semillas de cacao
  • Media taza de azúcar integral mascabo o mascabado
  • Media cucharadita de vainilla (natural en vaina)
  • 650 cm3 de leche de almendras o coco
  • 2 cucharadas de canela en polvo

Utensilios:

  • Dos cacerolas medianas
  • Un mortero
  • Un molinillo de pimienta
  • Cuchara de madera
  • Moldes
  • Papel de hornear

Pasos para elaborar cacao casero:

  • Coloca una capa de semillas de cacao en papel para hornear y tuéstalas por 30 minutos a 150°. Déjalas enfriar y quítales la cáscara.
  • Rompe las semillas con un martillo o mortero. Cuando estén bien machacadas, tritúralas aún más, con un molinillo de pimienta.
  • Debes seguir machacando hasta que las semillas se conviertan en una pasta de color marrón.
  • Pon a calentar en una cacerola un poco de agua, antes de que hierva, coloca por encima la otra cacerola con las semillas machacadas (para hacer baño maría). Cuando la pasta este caliente, coloca en un recipiente y continúa moliendo hasta conseguir una consistencia suave.
  • Añade de a poco (para adquirir una buena textura) el azúcar, la vainilla, la canela y la leche. Mezcla muy bien todos los ingredientes. Coloca en los moldes (o en un recipiente bajo con papel para hornear y luego de que esté frío, corta en cuadrados). Deja que se enfríe el cacao casero a temperatura ambiente o bien en la nevera, tapado con papel aluminio.
  • Ten en cuenta que esta variedad de cacao casero es la llamada cacao amargo, si lo prefieres más dulce, añade el doble de azúcar integral.

 

Lee también: “Nutricionistas recomiendan este desayuno a las personas que quieren perder grasa del vientre”.

Prepara cacao casero y no solo disfruta de sus múltiples beneficios sino también de su delicioso sabor. Dale a tu familia un dulce muy sabroso que además es sano y natural.