,

Con este jarabe de rábano recuperarás la figura y la salud en muy poco tiempo.

Con este jarabe de rábano recuperarás mucho más que la figura deseada. Los beneficios para la salud son numerosísimos si deseas probar este tratamiento natural.

Si tú también hace mucho tiempo luchas con el exceso de peso debes saber que algunos suplementos naturales pueden facilitar el camino. La grasa acumulada desde hace mucho tiempo tiende a ser más difícil de quemar, especialmente en el área de la cintura y los glúteos.

Con esta receta casera para elaborar un jarabe de rábano podrás adelgazar fácilmente y recuperar el estado de salud perdido. La combinación casi milagrosa de todos los ingredientes lo convierten en un remedio casero de amplio espectro, capaz de combatir, prevenir y tratar diferentes afecciones. ¡¡Apunta este maravilloso tratamiento!!

Lee también: “Mata cualquier infección de tu cuerpo con este poderoso antibiótico natural”

Jarabe de rábano para recuperar la figura y la salud.

La mezcla de ingredientes en esta preparación facilita la quema de tejido adiposo y favorece la aceleración del metabolismo. Además es excelente para mejorar la actividad cognitiva del cerebro, combate problemas de memoria, favorece la salud de los oídos y también la de los ojos.

El rábano picante, ingrediente principal del almíbar, aporta muchos nutrientes que resultan muy saludables. Aporta vitamina C, potasio, vitaminas del complejo B, magnesio y fósforo.

Con este remedio podrás mejorar la flora bacteriana del sistema gastrointestinal, combatir la fatiga crónica y sentirte con mucha vitalidad. Las propiedades del rábano combinadas con las de la miel, el limón y el jengibre, convierten al jarabe de rábano en un remedio casero antiinflamatorio, antibacterial y analgésico.

Lee también: “Tratamientos naturales para atacar la tos seca”

Receta de jarabe de rábano.

Ingredientes:

  • 125 gr de rábano picante.
  • 4 limones.
  • 3 cucharadas de miel pura.
  • 2 cucharaditas de canela en polvo.
  • 1 trozo de 2 cm aproximadamente de jengibre fresco.

Preparación:

  • Exprime los limones.
  • Inmediatamente después, agrega el zumo obtenido a una licuadora, junto con el rábano y el jengibre.
  • Licúa durante 3 minutos hasta obtener una preparación suave sin trozos.
  • Vierte en un recipiente hermético de vidrio.
  • Agrega la miel y la canela. Mezcla muy bien hasta integrar todo.
  • Tapa el recipiente y conservar en un lugar fresco y seco.

Tratamiento:

El tratamiento con jarabe de rábano es muy sencillo. Si lo utilizas para bajar de peso, consume una cucharadita antes de cada comida importante del día (desayuno, almuerzo y cena). Continúa esto durante tres semanas máximo. Luego deberás descansar dos semanas si deseas volver a comenzar. Sería ideal acompañar este tratamiento para adelgazar con un poco de ejercicios cardiovasculares que ayudarán a acelerar el metabolismo aún más.

Si deseas sentir vitalidad, una cucharadita antes de ejercitarte será de muchísima ayuda.

Sin embargo si lo que deseas es disminuir el colesterol o reforzar tus defensas, consume una cucharadita en ayunas, 15 minutos antes de tu desayuno.

Para tratar otras enfermedades inflamatorias o del tracto respiratorio, consume una cucharadita de este remedio cada 8 horas, durante dos días.

Recuerda siempre consultar con un especialista antes de comenzar cualquier tratamiento, si estás tomando medicamentos, si padeces una enfermedad crónica o si deseas suspender alguna medicación.