Con estos 3 aceites esenciales calmantes puedes controlar la ansiedad y tratar la depresión.

Saber cómo utilizar los aceites esenciales y las bondades de la aromaterapia pueden resultar de suma ayuda a la hora de tratar múltiples afecciones. Estos 3 aceites esenciales calmantes son una excelente opción para controlar los ataques de ansiedad, incluso en el tratamiento para superar los ataques de pánico o la depresión.

La depresión afecta a 1 de cada 10 personas occidentales. De los afectados, sólo el 20% está recibiendo un tratamiento adecuado para su padecer. ¿Cómo lo resuelve el otro 80%? Desgraciadamente, muchos pacientes depresivos aún no reciben un diagnóstico fiable y los que sí lo reciben, no pueden sostener un tratamiento fuera de los fármacos y poderosos antidepresivos químicos.

Existen formas naturales para controlar los síntomas de la depresión y la ansiedad. Mecanismos que les ayudan a encontrar un eje, focalizarlos en su propio bienestar, aumentar su autoestima y bridarles paz.

Lee también: “Conoce una novedosa técnica de respiración para combatir el estrés, regular la presión arterial y eliminar la depresión”.

¿Qué es la aromaterapia?

Aunque es considerada una “pseudo ciencia”, numerosos estudios han demostrado que a través de ciertos estímulos olfativos, nuestro cerebro emite diferentes respuestas químicas.  La Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU enumera más de 6000 estudios realizados que afirman las bondades de la aromaterapia.

Para ello se utilizan diferentes aceites esenciales, extraídos de plantas y luego destilados. Al ser altamente concentrados, pueden diluirse en aceites portadores, pueden aplicarse puros sobre la piel e inhalarse, sumarlos a baños de inmersión, a las sales de baño, etc.

Ciertos aceites esenciales calmantes tienen la capacidad de estimular los receptores olfativos, enviar mensajes a través del sistema nervioso y trabajar sobre el sistema límbico, el encargado de manejar sentimientos como la ira, el miedo o la ansiedad.

Lee también: “Conoce los mejores 4 licuados para combatir la depresión, el cansancio y la ansiedad”.

3 aceites esenciales calmantes.

aceites esenciales calmantes

A diferencia de otros tratamientos antidepresivos, el uso de aceites esenciales calmantes no genera ningún tipo de dependencia, aunque los efectos son muy similares a ciertos fármacos.

1. LAVANDA.

Uno de los aromas más populares de aceites esenciales calmantes en aromaterapia debido a sus numerosos beneficios. Es anti ansiedad, antidepresivo, estabilizador del humor, sedante y con múltiples propiedades neuroprotectoras. Los usos más frecuentes son para tratar el dolor corporal y los temblores musculares.

Una investigación realizada en el año 2007 demostró que la lavanda reduce la producción de cortisol, la conocida hormona del estrés. Para ello, procura conseguir aceite esencial de lavanda angustifolia L (la especie Lavándula es un estimulante).

2. BERGAMOTA.

Se denomina Bergamota a una variedad de naranja, proveniente de Europa. La fruta es su versión fresca es de sabor sumamente amargo, por la que se la emplea en diferentes preparados. Para realizar los aceites esenciales calmantes de bergamota se utiliza su cáscara.

Hace algunos años, las estadísticas mencionaban que los niños taiwaneses que cursaban sus estudios primarios estaban padeciendo de un severo estrés infantil. Para su alivio, se estudió el caso de 2011 estudiantes que fueron tratados con aceite de bergamota para calmar la ansiedad. El método a utilizar fue la inhalación del aroma en diferentes ambientes. Los resultados fueron exitosos:

  • Hubo un marcado descenso de la presión arterial.
  • Descenso de la frecuencia cardíaca.
  • Activación del sistema parasimpático.
  • Mejoras en el sistema digestivo.
  • Equilibrio hormonal.

Incluso estudios realizados en animales afirman que los efectos del aceite esencial de bergamota son similares a los del Diazepam.

3. SALVIA.

Es uno de los aceites esenciales calmantes más difíciles de conseguir en las tiendas, pero el de mejores resultados. Estudios afirman que sus compuestos antidepresivos funcionan un 40% más que los de la lavanda.

Si deseas realizar tu propio aceite de salvia, puedes utilizar algunas hojas frescas de la planta, machacarlas en un mortero y luego utilizar el líquido en baños, masajes, ambientadores, etc.

¡No dudes en combinarlos y probar cuál te da mejores resultados!