,

Con estos remedios naturales antigripales ya no necesitarás vacunarte nunca más.

Los remedios naturales antigripales resultan más efectivos que las vacunas, en muchas ocasiones. Con ingredientes simples puedes prevenir y curar cualquier síntoma gripal. Antes de vacunarte ¡piénsalo dos veces!

Al comenzar la época de frío, médicos y una gran campaña de vacunación nos aseguran que la vacuna es lo único que nos puede salvar de esa molesta enfermedad. Aunque cumplamos al pie de la letra con el tratamiento, muchas veces enfermamos igual. ¿Por qué pasa esto?

Dentro del bombardeo informático de la campaña de vacunación, algunas cuestiones no son aclaradas correctamente. Reacciones adversas, cepas que se atacan y la salud general del paciente son factores determinantes para asegurar la eficacia de la vacuna.

Por este motivo, antes de vacunarte contra la gripe, debes saber que la naturaleza nos ha provisto de todos los remedios naturales antigripales que necesitamos. Fáciles de conseguir y muy efectivos, estos ingredientes previenen y sanan de igual manera (o más) que las mismísimas vacunas para la gripe.

¿Por qué las vacunas antigripales no son tan eficaces como se cree?

En primer lugar, es necesario saber que el virus de la influenza muta, temporada tras temporada. Las vacunas antigripales sólo previenen el ataque de algunas de esas cepas, dejándonos indefensos de otras menos o más graves, pero indefensos al fin. Por este motivo es que muchas personas pueden sentir que están engripados, aunque estén vacunados.

El segundo factor a tener en cuenta es que las campañas de vacunación se llevan a cabo antes de que llegue el invierno. Teóricamente es para que nuestros organismos ya se encuentren lo suficientemente fuertes para prevenir cualquier ataque viral. Sin embargo, meses después cuando las bajas temperaturas llegan, el virus de la influenza ya mutó nuevamente.

Los remedios naturales antigripales son de amplio espectro y funcionan fortaleciendo el sistema inmunológico en general; además de no tener contraindicaciones. Las vacunas en cambio, pueden provocar inflamaciones cerebrales, desórdenes neurológicos y alergias en personas hipersensibles o en sujetos con un sistema inmune considerablemente debilitado. En síntesis, la efectividad de la vacuna dependerá principalmente de:

  • las características físicas y el estado de salud del paciente.
  • la similitud entre las mutaciones o cepas que ataca la vacuna y las que se han diseminado en la sociedad.

El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades afirma que las siguientes sustancias se encuentran dentro de las vacunas antigripales: aluminio, antibióticos, proteína de huevo, formaldehído, glutamato monosódico y timersol. Aunque no desalentamos la vacunación, es necesario que estés bien informado y consultes con tu médico de confianza si la vacuna es una opción viable para ti.

Remedios naturales antigripales.

Los remedios naturales antigripales son muy efectivos para fortalecer las defensas y no tienen contraindicaciones. Además, muchos de ellos sirven para mejorar los síntomas de la gripe cuando ya hemos sido contagiados con ella. Estas recetas de remedios naturales antigripales datan de muchos años y han salvado la vida de personas cuando los antibióticos aún no se administraban como hoy. Éstas son las mejores opciones:

  • Aceite de hígado de bacalao.

De todos los remedios naturales antigripales, se cree que éste es el más poderoso. Este alimento contiene grandes nutrientes que estimulan directamente la producción de defensas. Posee ácidos de la serie Omega 3, como el ácido eicosapentaenoico y el ácido docosahexaenoico, que resultan poderosos para evitar la vejez, el estrés oxidativo y previenen enfermedades degenerativas como el Alzheimer. También resultan muy eficaces para detener los procesos inflamatorios del cuerpo. Esto convierte al aceite de hígado de bacalao en un gran tratamiento antiviral.

  • Tomillo.

Esta hierba aromática es excepcional: es bactericida, antiviral, fungicida y antiséptica. Es un antibiótico natural muy potente que debes consumir diariamente en épocas de frío. Los remedios naturales antigripales a base de tomillo ayudan a combatir enfermedades y a eliminar toxinas del organismo.

  • Jengibre y cúrcuma.

La curcumina, un compuesto de la cúrcuma, es un antiinflamatorio y antibacterial muy utilizado en la medicina natural. A su vez, los gingeroles del jengibre aportan las propiedades antibióticas necesarias para mejorar cualquier estado o síntoma gripal. Bebe un té de cúrcuma y jengibre diariamente para prevenir. Dos veces al día para combatir la gripe.

  • Miel y canela.

Los remedios naturales antigripales de miel y canela tienen efectos casi inmediatos. Mezcla 1/4 cucharadita de canela en polvo con una cucharada de miel tibia y consúmela a diario. Ingiérela también si presentas ataques de tos o congestión nasal seria.