Con estos tratamientos caseros lograrás salvar la vida de tu gato envenenado.

Las posibilidades de que un gato envenenado sobreviva son altas, siempre y cuando reciba atención, medicación y los cuidados necesarios a tiempo. Para ello deberás estar muy atento a sus síntomas y lograr que permanezca siempre cerca de ti.

Según las estadísticas, el 20% de los gatos resulta envenenado al menos una vez en su vida. Muchas veces se debe a la curiosidad propia de este animal, o a su obsesión con la limpieza, lo que lo lleva a situaciones peligrosas donde consume o inhala sustancias perjudiciales. En otros casos, se debe a personas maliciosas que intentan eliminar al animal.

Sin ir más lejos, nuestros hogares están colmados de productos o sustancias que resultan sumamente perjudiciales: insecticidas, medicamentos de humanos, plantas venenosas, insectos o alimentos humanos que el pequeño felino no es capaz de metabolizar.

Ante cualquier situación así, y como un dueño responsable que debes ser, es necesario contar con la información necesaria para salvar la vida del animal. Hoy te contaremos de qué forma debes socorrer a un gato envenenado, a qué síntomas prestar atención y cuáles son los tratamientos indicados.

Lee también: “Realiza tu propio remedio anti pulgas de forma casera con este polvo milagroso”.

¿Qué hacer cuando tenemos un gato envenenado?

Antes de conocer los tratamientos adecuados, es necesario saber cómo actuar de forma inmediata ante un posible envenenamiento:

  1. Reconocer los síntomas: Si tienes sospechas, debes prestar atención a los síntomas de un gato envenenado: problemas respiratorios, vómitos, convulsiones, salivación excesiva, micción frecuente, diarrea, estornudos, tos, pupilas dilatadas, debilidad.
  2. Ventílalo: El primer instinto del gato es esconderse. Evita eso y llévalo a un lugar bien iluminado y ventilado, aún si lo ves débil.
  3. Llama inmediatamente a un veterinario de confianza, al centro de intoxicaciones o a una línea de ayuda animal.
  4. Identifica el veneno: Si tienes esta posibilidad, investiga qué conviene hacer en ese caso (darle agua, provocar el vómito, esperar, etc.), cuánto ha consumido el gato envenenado, qué sustancia es la nociva, etc. Realiza búsquedas rápidas en Internet.
  5. No lo mediques tú mismo: Consulta con un especialista autorizado antes de hacerlo. De lo contrario, podrías empeorar el cuadro.
  6. No provoques el vómito: Muchos venenos ácidos dañan parte del esófago y la boca, provocar el vómito podría empeorar la situación. Si el gato envenenado consumió sustancias derivadas del petróleo podría presentar quemaduras cáusticas. Hazlo sólo si te lo recomienda un especialista.
  7. Agua: Ofrece un tazón de agua al gato. En caso de querer, permite que beba todo lo que desee ya que de esta forma su cuerpo intentará limpiarse de tóxicos.
Lee también: “10 usos medicinales que no conocías del Vicks Vaporub”.

¿Qué tratamientos se recomiendan para un gato envenenado?

Los siguientes tratamientos caseros para curar a un gato envenenado deben ser autorizados y supervisados por un veterinario.

Envenenamiento por arsénico.

El gato pudo haberse envenenado al ingerir insecticidas, pesticidas o veneno para ratas.

  • Síntomas: diarrea (puede presentar algunas gotas de sangre), debilidad, depresión, pulso débil, letargo.
  • Tratamiento: Si pasaron menos de 2 horas desde la ingesta, induce el vómito. Para ello mezcla 3 ml de agua oxigenada del 3% por cada kilo de peso. Finalmente, haz que ingiera carbón activado. Después de 1 a 2 horas bríndale protectores estomacales como caolín.

Envenenamiento por champú, detergentes o jabones.

  • Síntomas: Los síntomas serán leves, salvo que alguno de estos productos contenga soda cáustica. El gato envenenado presentará diarrea, vómitos y mareos.
  • Tratamiento: El animal deberá ingerir mucha leche o abundante cantidad de agua.

Envenenamiento por cloro.

Puede estar presente en los limpiadores caseros, industriales o bebiendo agua de piscinas. Los síntomas son similares a la ingesta de champús y el tratamiento es el mismo: debe beber mucha leche o leche mezclada con agua. Evita darle alimentos por al menos 12 horas.

Envenenamiento por cianuros.

Los cianuros se encuentran en fertilizantes y venenos. Sin embargo, los felinos suelen envenenarse con ellos a través de la ingesta de plantas que los contienen como el junco, sorgo, hojas de manzano, maíz, lino y eucalipto.

  • Síntomas: Comenzarán 10 minutos después de haber ingerido la sustancia y son: problemas para respirar, excitabilidad, asfixia.
  • Tratamiento: Debes llevarlo inmediatamente para que el veterinario le administre nitrito de sodio. Informa esto ni bien llegues a la veterinaria ya que el gato envenenado puede comenzar a asfixiarse.

Envenenamiento por chocolate.

Tanto los perros como los gatos no pueden metabolizar la cafeína, ni la teobromina presentes en el chocolate. Estas dos metilxantinas pueden ser tóxicas en los animales, incluso en pequeñas dosis. Esto ocurre porque carecen de un tipo de enzima especial que facilita su absorción.

  • Síntomas: Aparecen de 6 a 12 horas después de la ingesta y son: excesiva sed, vómito, diarrea, distensión abdominal. Luego se presenta hiperactividad, respiración acelerada e incluso insuficiencia cardíaca.
  • Tratamiento: Induce el vómito mezclando 3 ml de agua oxigenada del 3% por cada kilo de peso para que el animal beba. Luego, llévalo al veterinario y explica el tipo de chocolate que ingirió. Según el tipo y la cantidad de cacao serán los medicamentos que deba consumir en adelante.