,

Entrena tu cerebro para conciliar el sueño rápidamente. ¡En 30 segundos lograrás dormir profundamente!

Conciliar el sueño rápidamente es esencial para los humanos. Los trastornos de sueño son bastantes comunes y en general no tienen que ver con algo patológico, pero dormir mal tiene sus consecuencias. El mal dormir repercute en nuestra vida cotidiana, en nuestros vínculos y en nuestro trabajo. Además de perder mucho tiempo innecesariamente tratando de entrar en el sueño. Este método resulta infalible para conciliar el sueño rápidamente.

Si para quedarte dormido necesitas regularmente una hora, estás padeciendo insomnio y perdiendo mucho tiempo en esta tarea innecesaria. Si deseas mejorar esto debes evitar algunas cosas de tu dieta (al menos durante el entrenamiento cerebral que llevarás a cabo), la principal es la cafeína, también el chocolate, la yerba mate, el  té: blanco, verde y  todo aquel que contenga cafeína o teína.

Debes aprender a entrenar tu cerebro si deseas conciliar el sueño rápidamente. A  continuación te enseñaremos a ejercitarlo y poder lograr tu objetivo.

Lee también: “Estos son los problemas hormonales que generan insomnio y que quizás desconoces. ¡Descúbrelos!”

Ejercicios para conciliar el sueño rápidamente.

  • Aprovecha las siestas.

Si sientes cansancio durante el día, toma una siesta de 20 minutos. No te excedas de ese tiempo. Pon una alarma para despertar. Enciende la alarma inmediatamente después de ir a la cama. Incluso si no logras dormir, no permanezcas en la cama más de 20 minutos.

Transcurridos los 20 minutos, inmediatamente sal de la cama. Un método efectivo para lograrlo es poner la alarma alejada para crear la obligación de levantarte a detenerla. O pide a alguien que te despierte. Puedes tomar cuantas siestas creas necesarias en el día. Ten en cuenta que debe haber un intervalo en medio de cada una de ellas de al menos 60 minutos. También puedes dormir siestas de 20 minutos en la noche, después de la cena sería un buen momento ya que solemos sentirnos somnolientos, recuerda que para dormir nuevamente deberás esperar al menos 60 minutos.

Lo más recomendable es acostumbrar a tu cuerpo y a tu cerebro a dormir al menos una siesta por día. Pero si no lo consigues con que lo hagas dos días a la semana bastará. Las siestas pueden ser también de 10, 15 o hasta 5 minutos de acuerdo a tu tiempo disponible, pueden ser iguales de eficaces si logras conciliar el sueño rápidamente.

  • Despierta siempre a la misma hora.

También debes acostumbrar a tu subconsciente que despierte todas las mañanas a la misma hora, para esto debes utilizar un despertador. Sal de la cama de inmediato incluso si sientes mucho sueño aún.

Ve a la cama cuando te sientas muy somnoliento, asegúrate de estar listo para acostarte y conciliar el sueño rápidamente, así podrás sentirte descansado por la mañana. A esto lo conseguirás descansando las horas que tu cuerpo necesita sin perderlas tratando de dormir.  El objetivo es acostumbrar a tu cerebro a no perder el tiempo conciliando el sueño.

Lograras hacer que tu cerebro reciba el mensaje de que la hora de dormir es determinada y limitada. Aprenderás a conciliar el sueño rápidamente ya que el  tiempo para dormir es determinado sin importar lo que suceda. Si en cambio vas a la cama cada vez que tu cerebro así lo dicte y te levantas de igual manera, tu cerebro está siendo ineficiente y lento.

Trabaja para quedarte dormido rápido porque es la única manera de estar descansado al día siguiente. Tu cerebro aprenderá que el tiempo de sueño es limitado y aprenderá a optimizar su uso.

Lee también: “3 ingredientes naturales para dormir toda la noche”.

Algunos factores a tener en cuenta…

Tu cerebro aprenderá además que el café, los chocolates, demás estimulantes y dormir demasiado no son buenas opciones. Conciliar el sueño rápidamente es la única manera de estar descansado al otro día.

Una vez que tu cerebro se haya acostumbrado a tu nueva rutina de sueño, no necesitarás alarmas ya que podrás levantarte cuando lo desees. También considera la cafeína nuevamente. Recuerda que debes pasar por el proceso de formación antes de volver a tus costumbres habituales.

Hay personas que en unas pocas semanas de entrenamiento consiguen conciliar el sueño rápidamente mientras que otras necesitarán varios meses. Aunque parezca difícil recuerda que si deseas reducir el tiempo para conciliar el sueño, tu cerebro necesita de este proceso.

Puede ser útil tratar al sueño como cualquier otra meta: pon en práctica este plan que te ayudará a centrarte en la meta y a obtener los resultados que deseas.