, ,

Conoce los beneficios del té de apio para adelgazar y cómo prepararlo exitosamente.

El té de apio para adelgazar es una excelente opción que favorece la pérdida de peso, ayuda a sentirse satisfecho y evita la acumulación de toxinas en el organismo. Si llevas a cabo una dieta hipocalórica, no dudes en complementarla con esta infusión.

Siempre que deseemos bajar de peso, debemos ser conscientes que las frutas y verduras son nuestras grandes aliadas. Además de proporcionarnos todas las vitaminas y minerales que necesitamos, ayudan a combatir la retención de líquidos, evitan el estreñimiento, depuran la sangre, aportan pocas calorías y nos dejan satisfechos.

El apio suele ser una verdura bastante dejada de lado, sólo utilizada para guisados o sopas. Sin embargo es necesario conocer cuáles son sus beneficios y por qué es un aliado inmejorable a la hora de perder algunos kilos de más. Aquí te contamos todo lo que quieres saber y cómo preparar un té de apio para adelgazar.

Lee también: “Remedio con jengibre y apio para eliminar los cristales de ácido úrico”

Propiedades y beneficios de consumir apio.

Como muchos de los vegetales, el 90% del apio está compuesto por agua. Por este motivo es que aporta poquísimas calorías: 16 calorías cada 100 gramos de porción. Especialmente recomendado cuando se necesita rehidratar el cuerpo, esta hortaliza es además sumamente nutritiva:

  • aporta vitamina A, B1, B2, B6, B9 y C.
  • minerales como el calcio, potasio, hierro y magnesio.
  • aminoácidos.

Además:

  • mejora los procesos digestivos.
  • es diurético.
  • ayuda a depurar la sangre.
  • evita la distensión abdominal.
  • es un antiinflamatorio natural.

Sus compuestos lo hacen muy fácil de digerir y es un poderoso anticancerígeno que aporta numerosos antioxidantes. Es una lástima consumirlo sólo en sopas siendo que podemos aprovechar sus propiedades en muchas otras recetas como es el caso del té de apio para adelgazar.

Lee también: “¿Sabías que el apio mata células cancerígenas de diferentes tipos de cánceres? ¡Te lo contamos aquí!”

¿Cómo elaborar té de apio para adelgazar?

La siguiente receta de té de apio para adelgazar puede ser consumida como una bebida refrescante o caliente. Le sumaremos algunos ingredientes que potencien sus propiedades:

Ingredientes:

  • 3 tallos de apio.
  • 1 litro de agua pura.
  • 1 cucharadita de raíz de jengibre rallada (o 2.5 gr de jengibre en polvo).
  • 1 limón grande.

Preparación:

  • Vierte el agua en una cacerola y llévala a fuego fuerte. Cuando comience a hervir, agrega los tallos de apio trozados y muy bien lavados. Si no utilizas vegetales orgánicos, te recomendamos lavarlos con vinagre blanco para quitar restos de químicos.
  • Baja la intensidad del fuego y deja cocinar por 7 minutos.
  • Agrega el jengibre y deja cocinar por 3 minutos más para completar los 10 minutos de cocción del apio. Apaga el fuego y deja reposar.
  • Después de 10 minutos de reposo, exprime el limón y agrega el zumo obtenido a la preparación.

Tratamiento:

Para consumir el té de apio para adelgazar, debes comenzar en ayunas, 20 minutos antes del desayuno, bebiendo un vaso de la infusión. A lo que sobró deberás repartirlo durante todo el día ingiriendo antes de las comidas, principalmente, o cada vez que sufras de ansiedad.

Bebe durante 15 días consecutivos acompañando tu dieta regular. Luego, descansa 15 días para volver a comenzar.

¿Cuáles son los beneficios de consumir té de apio para adelgazar?

  • El té de apio para adelgazar es rico en limoneno, selineno y asparagina que tienen un fuerte efecto diurético. Un consumo regular ayuda a combatir la retención de líquidos y favorece las funciones renales.
  • Aporta pocas calorías y mucha agua que ofrece saciedad por más tiempo.
  • Aporta fibra que mejora las funciones del tracto gastrointestinal y evita el estreñimiento.
  • Es antibacteriano y antiviral.
  • Tanto el apio como el té de apio para adelgazar están especialmente recomendados a personas que deseen regular sus niveles de triglicéridos y colesterol en sangre.
  • Previene y protege de enfermedades cardiovasculares.
  • Regula los procesos metabólicos del cuerpo.
  • Mejora la salud de la vista, la piel y el cabello.