, ,

Conoce por qué el reflujo gástrico y los dolores estomacales podrían ser signos tempranos de cáncer.

A menudo los signos tempranos de cáncer son síntomas que no llaman especialmente nuestra atención. Sin embargo es importante entender que la acidez estomacal puede ser algo común, pero no normal. ¡Presta atención a todos tus síntomas!

El reflujo gastroesofágico, comúnmente llamado acidez estomacal, es una situación frecuente para un gran porcentaje de la población mundial. Es una molestia intensa pero que no causa un gran dolor. Debido a esto, el consumo de antiácidos es elevado, ya que logran brindar un alivio casi inmediato al paciente, después de ser consumido. Luego, parece que el problema está resuelto.

Pero si ahondamos un poco más en el diagnóstico, este simple reflujo puede estarnos advirtiendo de problemas más graves: desde una gastritis crónica, una úlcera o hasta puede tratarse de signos tempranos de cáncer. Tanto el cáncer de estómago, como el de esófago, pueden ser tratados si existe una detección temprana. ¡Visita siempre a tu médico de confianza!

Lee también: “Descubre la maravillosa cura natural para el cáncer de estómago”.

Presta atención a los signos tempranos de cáncer de estómago y esófago.

Ve más allá de los antiácidos.

Desde el Ministerio de Salud Pública de Inglaterra, han comenzado una campaña de concientización dirigida a toda la población donde se detalla que la acidez estomacal sí es uno de los signos tempranos de cáncer. En el Reino Unido, el cáncer de estómago y esófago es el quinto más diagnosticado de la región: 13.000 personas al año se diagnostican con él; mientras que durante el mismo periodo, otras 10.000 mueren a causa de él.

En Estados Unidos la situación es similar, diagnosticando a 16.000 personas por año, según informa la Sociedad Americana del Cáncer. Al igual que en Europa, la tasa de supervivencia es de sólo un 10%. Muchos de los casos de gravedad, podrían ser salvados si la detección hubiera sido temprana. Los hombres son 4 veces más propensos de padecer cáncer de estómago o esófago.

Si experimentas acidez o reflujo gástrico a menudo, no sigas consumiendo antiácidos de venta libre. Consulta con un especialista no sólo porque éstos son signos tempranos de cáncer, sino también para que trates la enfermedad a fondo: infecciones por Helicobacter pylori, úlceras, gastritis crónica, etc. son enfermedades que comparten estos síntomas.

Lee también: “La forma natural más efectiva de combatir las úlceras de estómago”.

 Consulta por tu mala digestión.

Una mala digestión, tampoco es una situación normal. Si presentas una mala digestión por más de tres semanas consecutivas, problemas para deglutir, pérdida de peso, eructos e inflamación estomacal, dolores en el estómago, vómitos y náuseas consulta inmediatamente a un especialista ya que podrían tratarse de signos tempranos de cáncer, informa la Sociedad Americana del Cáncer (ACS por su nombre en inglés).

La ACS también advierte que el reflujo gastroesofágico también entraría en esta lista de signos tempranos de cáncer, tomándola como una señal de advertencia importante. Según una encuesta realizada, el 44% de los adultos experimentan este síntoma una vez al mes y en el 30% de los casos se relaciona con cáncer.

Previene modificando algunos hábitos cotidianos.

Aunque no padezcas enfermedades graves, el reflujo gástrico puede ser una condición realmente molesta que puedes prevenir con pequeños cambios en tu vida:

  • realiza más ejercicios.
  • cuida tu alimentación: presta atención al qué, cómo, cuánto y cuándo comes. Aumenta la ingesta de frutas y verduras. No comas entre 2 y 3 horas antes de ir a dormir, reduce las comidas picantes.
  • abandona el cigarrillo y el alcohol.
Lee también: “Consume chucrut para prevenir el cáncer de estómago. ¡Una receta clásica anticancerígena!”
Recuerda que lo que tú creas que es una indigestión común, puede tratarse de algo más. No dudes en consultar con un especialista antes de consumir cualquier tipo de fármaco de venta libre. Existen numerosísimos tratamientos de prevención y cura a malestares estomacales. No te automediques y realiza los controles de rutina. Si eres propenso a desarrollar cáncer de estómago o esófago, ten presente que la detección temprana puede salvarte la vida. ¡Visita a un especialista!