Conoce por qué no debes dormir menos de 8 horas al día

Si mantienes una vida ocupada, de trabajo agotador y colmada de estrés, necesitas descanso seguro y de calidad. Dormir menos de 8 horas durante la noche puede repercutir negativamente en el estado de tu salud.

¿Las preocupaciones no te dejan dormir? ¿El estrés derivó en insomnio? Si padeces trastornos de sueño, duermes poco o mantienes un sueño demasiado liviano, tu cuerpo no está descansando lo suficiente. Esto afecta gravemente tu salud si no lo tratas a tiempo y pronto sufrirás las consecuencias.

Durante el sueño, el cuerpo toma un poco de energía acumulada y comienza procesos que no puede realizar durante el día. A su vez, muchos órganos necesitan relajarse y descansar también, como sucede con los que conforman el sistema digestivo. Por otro lado, dormir menos de 8 horas facilita el desajuste hormonal, lo que repercute directamente en los estados de ánimo y en las emociones de la persona.

Si crees que dormir menos de 8 horas no está afectando a tu organismo, te contamos de qué forma tu calidad de vida va disminuyendo con el paso del tiempo por no dormir la cantidad de horas aconsejadas.

Lee también: “Cómo aprender a dormirse en 1 minuto. ¡Método eficaz contra el insomnio!”

Consecuencias de dormir menos de 8 horas.

  • AUMENTO DE LA PRESIÓN ARTERIAL: Dormir poco puede aumentar los niveles de presión sistólica hasta 132, mientras que lo recomendable es que se mantenga por debajo de 120. No dormir en absoluto puede elevarla aún más.
  • AUMENTO DEL AZÚCAR EN SANGRE: Las pocas horas de sueño repercuten directamente sobre las funciones pancreáticas y su habilidad para procesar el azúcar. Los niveles de azúcar en sangre se elevan y aumentan los riesgos de padecer diabetes tipo 2 y sobrepeso.
  • AUMENTO DEL APETITO: Dormir menos de 8 horas disminuye la producción de leptina, una hormona inhibidora del apetito, mientras que los niveles de la hormona estimulante del apetito ghrelina, aumentan. Muchos estudios han podido determinar que el índice de masa corporal y las horas de sueño del paciente se encuentran relacionados. La mayoría de las personas sanas que duermen poco, experimentan un aumento de peso paulatino. También aumenta la ansiedad y la necesidad de consumir carbohidratos.
  • POCO GASTO CALÓRICO: Las personas que no duermen adecuadamente son menos activos a nivel físico, por lo que el gasto calórico durante el día es mínimo. Además es una manera de favorecer el sedentarismo. Esto, sumado a un mayor apetito, favorece el desarrollo de la obesidad.
  • PROBLEMAS COGNITIVOS: El cerebro es el que puede verse más afectado. Después de dormir menos de 8 horas durante la noche, el cerebro tiene mayores dificultades para concentrarse, para reaccionar inmediatamente, lo que conlleva también a problemas para memorizar. A largo plazo, el cerebro pierde la capacidad de limpiar las proteínas y favorece la formación de placas: aumentan los riesgos de padecer demencia.
  • DISMINUCIÓN DE LAS DEFENSAS: El sistema inmunológico también se ve afectado si el cuerpo no duerme lo suficiente. Disminuye el nivel de anticuerpos y aumenta el riesgo de padecer enfermedades comunes.
  • ESTRÉS: Dormir menos de 8 horas aumenta la producción de cortisol, la hormona del estrés. Por este motivo la persona es más propensa a estresarse, sufrir irritabilidad o ansiedad. El estado de ánimo se ve seriamente afectado.
  • DOLENCIAS: Pocas horas de sueño, o no dormir en absoluto, favorece la inflamación en el cuerpo por lo que es normal experimentar algunos dolores corporales. Algo frecuente es sufrir de migrañas.
  • ENVEJECIMIENTO DE LA PIEL: El insomnio es una de las principales causas del envejecimiento prematuro. Durante el sueño tanto la proteína llamada elastina, como el colágeno, actúan para mejorar la salud cutánea y para favorecer la regeneración celular.
  • DEBILIDAD MUSCULAR: Dormir menos de 8 horas al día tira por la borda todo un día de entrenamiento. Durante el sueño se segregan hormonas del crecimiento para favorecer la masa muscular y para que el cuerpo regule muchas de sus funciones principales.
Lee también: “Zumos relajantes para el insomnio, la menopausia y el estrés”

Recuerda que es muy importante la calidad del sueño, por lo que es de suma importancia que trates a tiempo cualquier tipo de trastorno de sueño que padezcas. Todo lo aquí mencionado son consecuencias a largo plazo… ¡aún estás a tiempo! Tampoco se recomienda dormir más de 10 horas al día, ya que eso tampoco le permite al cuerpo funcionar correctamente.