,

Consigue dientes blancos y fuertes con esta pasta natural. ¡Receta antigua proveniente de monjes tibetanos!

La pasta dental, los enjuagues bucales y hasta los jabones contienen ingredientes químicos que no solo hacen mal a nuestra salud bucal, sino también al planeta. Para evitar sus contraindicaciones, nada mejor que preparar nosotros mismos una pasta dental para conseguir dientes blancos y fuertes.

Tener una hermosa sonrisa es el deseo de todos. Los dientes son la carta de presentación de una persona. Es por esta razón que deseamos tener los dientes blancos y fuertes. Hoy aprenderemos una receta milenaria que usan los monjes tibetanos para tener sus dientes blancos y fuertes. Con este truco podrás dejar de preocuparte por tu dentadura, y a limpiarla por ti mismo, de manera sencilla, rápida y efectiva y por sobre todas las cosas, extendida en el tiempo.

¿Por qué preparar nuestra propia pasta dental?

Muchas son las ventajas de preparar nosotros mismos nuestra propia pasta dental para tener dientes blancos y fuertes. Ésta, además de no ser perjudicial para el planeta ni para el organismo, la podemos elaborar en la comodidad de nuestro hogar, a base de ingredientes naturales, es más económica y muy sencilla de realizar.

Aquellas personas que usamos pasta dental casera y por ende dientes blancos y fuertes, notamos que nuestra limpieza bucal mejora día a día, que contamos con menos placa bacteriana y baja incidencia de caries, en comparación al pasado cuando usábamos la pasta comercial. Muchos son los químicos que se encuentran en las pastas industrializadas pero uno en particular es el que está presente en la mayoría y paradójicamente es el más dañino, estamos hablando del flúor.

Siempre se afirmó que el flúor era beneficioso para la dentadura. Pero desde hace un tiempo se ha comprobado que ha tenido una asociación significativa con una amplia gama de efectos adversos, entre los cuales podemos mencionar a:

  • Aumento del riesgo de fracturas óseas.
  • Disminución de la función de la tiroides.
  • Disminución del Coeficiente Intelectual IQ.
  • Enfermedades del tipo artrítico.
  • Fluorosis dental.
  • Posiblemente sarcoma óseo (todavía en etapa de investigación).

El flúor es capaz de dañar los dientes, los huesos, el cerebro e incluso las células del sistema reproductivo masculino. Los efectos en estos órganos son mayores mientras consumamos más flúor. Pero aún en bajas concentraciones, el flúor podría generar efectos no evidentes que predisponen al individuo a un daño mayor.

Lee también: “Aprende a blanquear los dientes con limón y bicarbonato en poco tiempo. ¡Para una sonrisa radiante y perfecta!”.

Receta sencilla y natural para tener dientes blancos y fuertes.

  • Hierve medio vaso de agua y déjala enfriar.
  • Coloca una cucharada de sal Kosher al agua hervida.
  • Revuelve enérgicamente un minuto aproximadamente para disolver la sal.
  • Con una cuchara quita la espuma que se encuentre en la superficie.

¿Cómo usar la pasta dental natural para tener dientes blancos y fuertes?

  • Moja tu cepillo dental en la mezcla.
  • Limpia tus dientes de la manera habitual.
  • Usa  la pasta dental natural para tener dientes bancos y fuertes por la mañana, por la noche y después de cada comida.
  • Enjuaga tu boca con el restante de agua del vaso.
Lee también: “Cómo parar de rechinar los dientes y aliviar los molestos síntomas de bruxismo de forma natural”.

La pasta dental natural para tener dientes blancos y fuertes destruye los entes patógenos que se encuentran en la cavidad bucal y además revitaliza el esmalte de los dientes. En otras palabras, con esta pasta podrás conservar muy bien la higiene bucal, al tiempo que evitas el uso de productos artificiales de dudosos efectos.