Construye tu propio filtro purificador de agua casero

Los filtros purificadores de agua, fueron los primeros artefactos en utilizarse para la potabilización segura del agua. Estos sistemas, suelen ser totalmente útiles, especialmente para civilizaciones rurales y algunas otras, en donde el agua, no suele ser del todo sana y segura.

Estos filtros de grava o arena, ayudan de manera perfecta a filtrar el agua natural que proviene de los suelos, y se extiende luego por los acuíferos.

filtro purificador de agua casero

En este artículo, te enseñaremos a fabricar tu propio filtro purificador de agua casero, para que puedas tener en tu propio hogar, esta maravillosa y segura herramienta.

Construcción y armado del filtro purificador de agua casero

Materiales:

  • Un recipiente o barril plástico, aproximadamente de un metro de altura
  • Arena fina
  • Grava
  • Piedras pequeñas
  • Piedras medianas
  • Carbón desmenuzado o carbón activado

567307aa01690_crop

Armado del recipiente:

  1. Realiza en tu recipiente, un pequeño orificio de 2 o 3 cm de diámetro en su superficie. Puedes usar una botella invertida o un bidón de agua con tapa incluso. Por este orificio, es por donde saldrá el agua.
  2. Lava muy bien tu recipiente, con bastante agua y jabón antibacterial.

Armado del filtro de arena:

Es muy sencillo armar el filtro, lo único que debes hacer, es colocar los materiales en capa, de manera que no se mezclen.

567307aaba688_crop

Las capas deben ir en el siguiente orden:

  • 25 cm de piedras medianas
  • 12 cm de piedras pequeñas
  • 3 cm de grava
  • 3 cm de carbón
  • 2 cm de grava
  • 6 cm de arena fina
  • 6 cm de grava
  • 12 cm de piedras pequeñasNota: es sumamente importante el uso del carbón para que la filtración del agua sea completa  porque es lo que matará los microorganismos. Lo ideal es usar carbón activado,  que es más poroso que el común, y aumenta el proceso físico-químico de absorción dentro del filtro.

Funcionamiento:

El filtro purificador de agua casero, funciona de una manera muy sencilla. Solo debes colocar el agua por el orificio de entrada, y dejar que se desplace por todas las capas. De esta manera, el agua llegará pura y cristalina al final del camino.