Consume una taza de esta fruta al día y tu vida cambiará. ¡Haz un suministro inagotable de arándanos!

Antes, la única manera de poder disfrutar de arándanos frescos era recolectándolos del bosque. Hoy en día podemos tener un suministro inagotable de arándanos en el jardín de nuestro propio hogar. Los arándanos azules son fáciles de cultivar, son extremadamente ricos en antioxidantes que lo hacen un aliado para nuestra salud, además tienen un delicioso aroma y sabor.

El jugo de arándanos es sin lugar a dudas una bebida muy sabrosa y con muchos beneficios para personas de todas las edades. Al contener nutrientes que favorecen las funciones del organismo, es recomendable tomarlo con regularidad. De ahí la importancia de tener un suministro inagotable de arándanos.

Dentro de los múltiples beneficios que puede aportarnos el jugo de arándanos podemos destacar que, reduce el nivel del colesterol malo en el cuerpo, aumenta el flujo sanguíneo y disminuye los riesgos de desarrollar enfermedades cardiovasculares o un derrame cerebral. Además contiene flavonoides y polifenoles, poderosos agentes antioxidantes que impiden la formación de radicales libres, reducen el riesgo de cáncer e infecciones y fortalecen el sistema inmunológico.

Lee también: “Batido de arándanos y piña para perder peso”.

¿Cómo tener en casa un suministro inagotable de arándanos?

Pasos previos…

Antes de realizar una planta para tener un suministro inagotable de arándanos asegúrate de:

Elegir la variedad: existen cuatro tipos principales de arándanos para cultivar en el jardín. Están las que prefieren climas cálidos y las que los prefieren frescos, elige la que va mejor con tu zona.

Sustrato: antes de preparar un suministro inagotable de arándanos, ten en cuenta que prefieren los suelos áridos, que tengan un Ph de entre 4,5 y 5. Al cultivar en maceta no necesitas enmendar el suelo, pero debes brindarle a la planta un medio ácido de crecimiento. En vez de llenar la maceta con tierra, elige mezclarlas con un sustrato. Puedes usar, corteza picada de pino, musgo, fibras de coco, perlita, etc.

Macetas: para tener un suministro inagotable de arándanos vas a necesitar una maceta de unos 20 litros aproximadamente. Cuando la planta madure, pásala a una más grande de aproximadamente 60 o 75 litros. Asegúrate de que el contenedor tenga orificios de drenaje y aíslalo en invierno usando heno.

Polinización: si bien los arándanos se auto-polinizan, obtendrás rendimientos más consistentes y mejores si plantas más de un tipo, para polinización cruzada.

Agua: para conseguir el suministro inagotable de arándanos, mantén la humedad del suelo de forma consistente.

Floración: durante la primera temporada, quita todas las flores para establecer raíces fuertes.

Lee también: “Cómo cultivar sábila en casa y qué beneficios nos proporciona”.

Preparación para el cultivo de arándanos.

  • En primer lugar, llena el contenedor o maceta con un tercio de tierra y un tercio de sustrato.
  • Quita la plantita de su envase contenedor y airea un poco las raíces.
  • Centra el arbusto en la maceta, llena entre la planta y los bordes con más sustrato y tierra.
  • Aplica presión con tus manos sobre el suelo de alrededor de la planta, para evitar que se afloje al regar.
  • Riega en pequeñas cantidades, 2 o 3 veces.
  • En la parte superior coloca musgo o corteza triturada.
  • Finalmente coloca la maceta en un lugar del jardín que tenga por lo menos 6 horas de sol al día.

Recuerda que las bayas no se maduran, ni endulzan después de la recolección. Disfruta de tu suministro inagotable de arándanos y válete de sus múltiples beneficios.