,

¿Cuándo debo preocuparme por estos puntos rojos en la piel?

Tengo muchos puntos rojos en la piel: ¿debo preocuparme?

Los puntos rojos en la piel son algo que todos experimentamos y no dejan de sorprendernos. Aunque parezca algo fuera de lo común, estas marcas son propias del envejecimiento de la piel y no representan peligro alguno. Al igual que con los lunares, deberemos prestar atención si sufren algún cambio o si se ven acompañados de otros síntomas.

¿Qué son los puntos rojos en la piel?

 

puntos rojos en la piel

 

Los puntos rojos en la piel también son llamados “puntos rubí” y tienen el tamaño de un pequeño lunar. Sin embargo, difieren en su color y forma. Estas marcas suelen aparecer de un momento a otro y no desaparecen. Específicamente, son angiomas adquiridos, no se relacionan con el cáncer, ni con el impacto del sol. La gran mayoría de ellos se relacionan directamente con el proceso de envejecimiento de la piel, por lo que no representan ningún tipo de peligro. Más allá de esto, siempre es necesario mantener un control.

Las personas más afectadas son las mayores de 40 años de edad, aunque algunas embarazadas también pueden notar su aparición. Se originan a partir de dilataciones capilares y por fallos en el sistema vascular. Las áreas más propensas a tenerlos son los brazos y el pecho.

¿Cuándo debo preocuparme por su aparición?

Al no tratarse de células cancerosas, no debería ser motivo de preocupación. Son tumores benignos. Por supuesto, es necesario mantener cierto control y supervisión respecto a la aparición de más síntomas. Puede suceder que esos puntos rojos en la piel que crees inofensivos, sean síntoma de alguna otra afección.

Ten en cuenta estos factores a la hora de analizar el problema:

  • Verifica si salieron muchos puntos rojos concentrados en una pequeña área del cuerpo.
  • Estas marcas benignas no presentan ningún tipo de molestia. No deben producir comezón, dolor o ardor. De lo contrario, consulta con un especialista.
  • Tampoco deben sangrar. Si notas que, ante el menor contacto con ellos, comienza una hemorragia, deberás consultar con un médico.
  • Al igual que los lunares benignos, estos puntos no deben cambiar de color o forma. Si notas que sus bordes se arrugan y se tornan más oscuros, visita a un dermatólogo.

¿Se pueden remover?

Para muchos, estas marcas no significan nada, mientras que para otros representan algo sumamente antiestético. Son los de este último grupo los que buscan quitárselos de manera rápida.

Los métodos naturales no son seguros y pueden ocasionar desde reacciones alérgicas, hasta lesiones en la zona a tratar. El peligro de extraerlos reside en que se trata de capilares. Al intentar sacarlos, podemos provocar una hemorragia.

Si realmente es algo que te molesta y necesitas tratar, deberás hablar con un dermatólogo de confianza. Sólo un profesional podrá realizar los estudios correspondientes para luego analizar cada caso. Ten presente que estos puntos rojos en la piel pueden llegar a medir entre 6 a 7 milímetros como máximo. Antes de arriesgarte, busca soluciones más simples como ocultarlos con un pañuelo en tu cuello o algún collar. Sin embargo, el mejor consejo que podemos brindarte es que aceptes esas marcas como un proceso más de tu piel, la cual es hermosa tal y como es.