¡Cuidado con la epiglotitis! Una enfermedad que puede provocar la muerte en niños.

La epiglotitis es una enfermedad grave que ataca a niños pequeños. Si no es atendida a tiempo hasta puede provocar la muerte. Sin embargo, sus síntomas son claros y específicos por lo que la atención médica adecuada podrá curar al pequeño y prevenir la enfermedad al resto de los integrantes de la familia.

La epiglotis es un tejido que cubre la tráquea y forma parte del esqueleto cartilaginoso de la laringe. Es una estructura húmeda, rígida pero flexible, que impide el paso del bolo alimenticio hacia el sistema respiratorio. Esto significa que, gracias a la epiglotis, al momento de deglutir los alimentos no nos ahogamos con ellos. Por este motivo, es importante conocer la función de esta estructura y estar atentos a su desarrollo y funcionalidad.

A partir de los 2 años de edad, los niños son más propensos a contagiarse de una enfermedad denominada “epiglotitis” la cual puede ser realmente grave. Aquí te contamos en detalle cuáles son sus causas, síntomas y acciones para prevenirla al resto de la familia.

Lee también: “Lo que las uñas dicen de tu salud”.

¿Qué es la epiglotitis?

La epiglotitis se caracteriza por una inflamación progresiva de la epiglotis y es potencialmente mortal. ¿Qué significa esto? Que si la inflamación no es interrumpida a tiempo, puede provocar la muerte por asfixia. La causa principal de esta enfermedad es la bacteria Haemophilus influenzae; aunque existen otros virus y bacterias que enferman el sistema respiratorio y pueden llegar a atacar la epiglotis también.

La enfermedad ataca principalmente a niños de entre 2 y 6 años, fuera de este rango los casos son muy raros y esporádicos. Actualmente, la vacuna contra la Haemophilus influenzae tipo B (Hib) es la mayor prevención (en algunos países forma parte del plan vacunatorio obligatorio).

Esta bacteria es sumamente contagiosa, por lo que los miembros de la familia de un niño enfermo de epiglotitis también deben llevar a cabo estudios y tratamientos preventivos.

Lee también: “Sirope natural para eliminar la flema adherida en los pulmones”.

¿Cuáles son sus síntomas?

En un principio, sólo parecerá una irritación de garganta normal. Sin embargo, un niño padece de epiglotitis cuando presenta estos signos posteriores:

  • Estridor: ruidos anormales al respirar.
  • Fiebre.
  • Tonalidad azulada en la piel.
  • Dificultades para respirar y deglutir: la inflamación impide el paso del aire hacia los pulmones. A su vez, el bolo alimenticio tiene dificultades para dirigirse al esófago.
  • Cambios notorios en la voz, ronquera.
  • Babeo abundante.

Una de las mayores características de esta enfermedad, es que los pequeños toman una postura instintiva para facilitar la respiración. Notarás que el niño se sienta, inclina el cuerpo hacia adelante y flexiona la cabeza hacia atrás. Levanta la barbilla y abre la boca, manteniendo una respiración superficial y entrecortada.

Antonio Baños, Coordinador de la Gestión Médica del Instituto Mexicano de Seguro Social, informa que ante la presencia de alguno de estos síntomas, se busque atención profesional de inmediato, para evitar complicaciones en los pequeños. La inflamación progresiva puede cerrar por completo el paso del aire y provocar la muerte al niño por un paro respiratorio. Sin embargo, si el niño recibe los cuidados intensivos necesarios, su vida no corre peligro. Para ello, la primera acción es la hospitalización.