,

¡NO COMPRES AJOS NUNCA MÁS! Consigue cultivar ajo en casa con estos consejos prácticos.

Para cultivar ajo en casa no necesitas grandes, ni costosos materiales. Tampoco requieres de grandes espacios ya que en una maceta conseguirás plantas increíbles. Estos consejos prácticos son ideales para personas que no poseen jardines, ya que puedes poner tu pequeño huerto urbano en un balcón.

Ten tu propio huerto en lugares reducidos.

No lo Vuelvas a Comprar Más, Cultiva tu Ajo en Casa, Fácil en una Maceta
No lo Vuelvas a Comprar Más, Cultiva tu Ajo en Casa, Fácil en una Maceta

Muchos de nosotros no contamos con grandes espacios para sembrar, sin embargo amamos la idea de poseer nuestro propio huerto. El gran crecimiento de las ciudades nos ha llevado a reducir los espacios verdes en casa o a vivir en edificios sin jardines.

Por fortuna, y gracias a la comunicación tan desarrollada, hoy podemos crear nuestros propios huertos urbanos. En la red, encontrarás numerosas ideas para cultivar en macetas (incluso árboles frutales!), realizar un jardín vertical o desarrollar un sistema de cultivos en 1 metro cúbico.

En esta oportunidad, te contaremos cómo puedes cultivar ajo en casa, utilizando una maceta. El ajo es un ingrediente muy beneficioso que debe formar parte de nuestra dieta cotidiana. A partir de ahora, ahorrarás mucho dinero sembrándolo en tu propio hogar.

¿Cómo cultivar ajo en casa?

¿Qué necesitaremos?

  • 1 cabeza de ajo grande.
  • 1 maceta de 20 cm de profundidad, aproximadamente.
  • tierra para macetas, enriquecida con composta.

¿Cómo realizarlo?

1. Adquiere una cabeza de ajo grande, de la variedad que prefieras. Busca alguna que esté en su punto exacto de maduración o antes, ya que las más viejas pueden tener algunos dientes secos.

2. Separa los dientes de ajo, procura que su cáscara quede intacta.

3. Revisa que la maceta posea un correcto drenaje. En la parte inferior, deberá tener algunos orificios para que salga el exceso de agua. Si notas que los orificios son demasiados o muy grandes, tapa algunos con un trozo de arcilla. Esto evitará un exceso en la pérdida de agua.

4. Llena la maceta con tierra, hasta 3 cm antes del borde.

5. Con la ayuda de un palo, realiza orificios en la tierra donde enterrarás los dientes. Deberán quedar enterrados a unos 10 cm de profundidad, parados, con la parte puntiaguda apuntando hacia el cielo.

6. Los dientes de ajo deberán estar separados entre sí, al menos por 8 cm de distancia. Deberás tener esto en cuenta al elegir el diámetro de tu maceta.

7. Tapa los orificios con más tierra. Riega y coloca la maceta en un lugar donde reciba luz directa del sol, al menos 8 horas diarias.

Algunas recomendaciones…

  • Durante la germinación de los dientes de ajo, es muy necesaria la luz solar. Te recomendamos cultivar ajo en casa durante la primavera para que crezcan plantas sanas. Si siembras durante el invierno, deberás tener más cuidados: rotar la maceta para que reciba luz suficiente, cubrirla de grandes fríos y heladas, etc.
  • Riega las plantas cada vez que notes la tierra seca. De lo contrario, un exceso de agua puede pudrir los dientes enterrados.
  • Podrás cosechar tus ajos unos 10 meses después. Lo notarás porque las hojas comenzarán a teñirse de un color marrón.
  • Una vez que desentierres tus ajos, colócalos en un lugar fresco y seco por una semana, antes de consumir.