,

Cura tus dolores articulares con cáscara de limón

Utilizamos el limón para elaborar una gran cantidad de alimentos. Con él marinamos las carnes, damos sabor a nuestras ensaladas, nos quitamos la sed en el verano o damos un toque fresco a nuestras tortas. Es útil hasta para quitar una que otra mancha. Sin embargo, al pelarlo y quitarle la cáscara, podemos estar desperdiciando la mejor parte.

Casi la mitad de los nutrientes del limón, se concentran en su corteza. Los últimos estudios realizados, reconocen en su cáscara un amplio abanico de nutrientes (como vitaminas, minerales y fibras) muy necesarios para nuestro cuerpo. Veámoslos en detalle:

  • Calcio: Cada 100gr de cáscara de limón, contiene 134mg de calcio. El calcio tiene múltiples funciones en el organismo. Interviene en los procesos de secreción hormonal, en la contracción de los músculos al realizar alguna fuerza y en la transmisión de impulsos nerviosos.
  • Potasio: Cada 100gr contiene 160mg. El potasio permite el correcto funcionamiento del corazón, reduce la presión arterial y previene enfermedades cardíacas. También, junto con el sodio, el calcio y el cloruro, se encarga de conducir la electricidad en el cuerpo. Interviene en el proceso digestivo y en la contracción de los músculos.
  • Vitamina C: 100gr contienen129mg de vitamina C. Esta vitamina refuerza el sistema inmunológico, ayuda a sintetizar el colágeno y es un antioxidante que protege de daños radicales.
  • Fibra: Cada 100gr contiene 10,6 de fibra. Normaliza los procesos intestinales, provee de saciedad (por lo que ayudan a la pérdida de peso) baja el colesterol y regula el azúcar en la sangre.

La cáscara de limón: un eficaz remedio para los dolores articulares

En la cáscara, se concentra el aceite esencial del limón, junto con la citronela, el felandreno, ácido cítrico, ácido málico, ácido fórmico, hesperidina, entre otros que funcionan como antibacterianos, antisépticos y anti fúngicos.

Todos estos nutrientes en su conjunto, actúan sobre las articulaciones, ayudando a la relajación de los vasos sanguíneos. A su vez, funcionan como un antiinflamatorio corporal.

Ahora que ya conocemos todas sus propiedades y lo beneficioso que resulta para las articulaciones, conozcamos cuál es la mejor manera de preparar un excelente remedio natural y aprovechar al máximo sus cualidades. La realidad es que no toleraremos consumir las cáscaras a cucharadas, aprendamos a realizar el siguiente tópico natural.

Remedio natural con cáscara de limón para tratar dolencias articulares

Ingredientes:
-Cantidad necesaria de aceite de oliva extra virgen.
-2 limones grandes orgánicos (de esta manera nos aseguramos que su cáscara no contenga químicos, ni hayan sido pulidos con ningún producto)
-10 hojas de eucalipto.
-Un recipiente hermético con tapa.
-Vendajes limpios.

Elaboración:
-Lavar muy bien los limones. Pelarlos procurando evitar la piel blanca que está debajo de la corteza. La parte blanca no la utilizaremos.

-Colocar las cáscaras en el recipiente y verter, sobre ellas, el aceite de oliva hasta cubrirlas por completo.
-Agregar las hojas de eucalipto. Controlar que las hojas también se sumerjan en el aceite.
-Tapar el recipiente y dejar reposar en un lugar fresco y seco durante dos semanas.

Modo de empleo:

Una vez pasado el tiempo indicado, el remedio se utiliza directamente sobre el dolor.

Humedecer una gasa limpia con un poco de este aceite y colocarla sobre la zona adolorida. Cubrir la gasa con una bolsa, sobre la bolsa poner una bufanda o algo similar. La idea, es que el aceite de cáscara de limón actúe directamente sobre el dolor y que la articulación esté en permanente calor. Es necesario que ese calor no se disperse.

Realizar este tratamiento antes de ir a dormir: de esta manera el ungüento actuará durante toda la noche mientras duermes.

Infusión de cáscaras de limón

Te recomendamos probar también esta infusión y así obtener mejores resultados. Algunos beneficios que obtendrás consumiéndola son:

  • Alivia tensiones musculares.
  • Combate el mal aliento.
  • Ayuda al proceso digestivo: se produce menos gases y desinflama los intestinos.
  • Alivia los dolores articulares de piernas y brazos. Es un potente antiinflamatorio.
  • Refuerza el sistema inmunológico
  • Regula la presión arterial.

Es muy fácil de preparar:
Ingredientes:
-2 limones
-1 litro de agua
-Endulzante a elección
Elaboración:
-Pelar los dos limones dejando la piel blanca pegada a la fruta.
-Luego, retirar las semillas y exprimirlos.
-Colocar en un recipiente el litro de agua y las cáscaras. Llevar al fuego.
-Una vez que comience a hervir, dejarlo durante 15 minutos y retirar del fuego.
-Agregar el jugo de los limones y endulzar a gusto.

Bebe esta infusión dos veces a diario, mientras realices el tratamiento con el ungüento y notarás como tus articulaciones comienzan a fortalecerse nuevamente.