Cómo CURAR EL INSOMNIO con estas 4 poses

4 POSES FUNDAMENTALES PARA CURAR EL INSOMNIO ¡Cualquiera puede hacerlas!

Estas posiciones están pensadas para que todos, sin importar el estado físico de cada uno, sean capaces de realizarlas. Puedes curar el insomnio con yoga si practicas la siguiente rutina. Además, a lo largo de los días, sentirás el cuerpo renovado, con una gran sensación de bienestar y mucha más flexibilidad.

¿Por qué todos deberíamos practicar yoga?

La palabra “yoga” proviene del sánscrito y significa “unión”. Su origen es en la India y se desarrolló como una disciplina que atiende las necesidades físicas, mentales y espirituales. A través de la meditación, la respiración consciente y diferentes posturas, el yoga equilibra la energía, da flexibilidad al cuerpo y libera la mente.

Como resultado, esta práctica proporciona beneficios en múltiples aspectos. Además de los cambios corporales, un practicante de yoga experimenta un aumento en la vitalidad y el bienestar general. Entre los beneficios, podemos mencionar los siguientes:

  • Alivia los dolores corporales: Algunos estudios afirman que practicar yoga ayuda a mejorar dolores corporales severos. Pacientes con cáncer, esclerosis múltiple o artritis afirman una gran mejora. Esto se debe a que las diferentes posiciones llevan un masaje suave a todos los órganos. También tiene un efecto antiinflamatorio, mejora la circulación sanguínea, favorece el sistema endócrino y libera tensiones.
  • Combate el estrés: Además de regular la presión arterial, disminuye la producción de cortisol, la hormona del estrés. A su vez, a través de la respiración se relaja el cuerpo y mejora el estado de ánimo.
  • Mejora la respiración, la flexibilidad y el equilibrio: Todo ello a través de la práctica regular de las diferentes posturas.
  • Aumenta la fuerza: El yoga trabaja tonificando todos los músculos del cuerpo.
  • Fortalece el poder de concentración: Por promover el movimiento y la respiración consciente, el yoga mejora la concentración, la coordinación y la memoria.
  • Para la salud cardiovascular: Ayuda a la salud del corazón y mejora la circulación sanguínea.
  • Mejorar el descanso nocturno: Puedes curar el insomnio con yoga, combatir otros problemas de sueño y lograr un correcto descanso.

También puede interesarte: “Practica estos mudras para curar el organismo y que la energía fluya nuevamente. ¡NO PODRÁS CREER LOS RESULTADOS!”

¿Cómo curar el insomnio con yoga?

La siguiente rutina favorece el descanso a través de la activación del sistema parasimpático. Con una respiración consciente y calmada podrás liberar tensiones y tranquilizar tu mente, haciéndola propicia para toda una noche de sueño profundo.

Es importante buscar un lugar donde estar tranquilos y relajados. Además, es muy importante acompañar esta práctica con una correcta alimentación. Ingerir alimentos pesados durante la cena puede ser causa suficiente para no conciliar el sueño.

4 POSICIONES PARA CURAR EL INSOMNIO CON YOGA

1. Chandra Bhedana o Respiración lunar

Básicamente se trata de una respiración profunda a través de la fosa nasal lunar: la fosa izquierda. El objetivo es calmar el cuerpo y la mente. Debes ubicarte cómodamente. El cuerpo sentado, las piernas pueden descansar derechas o en posición de loto (con las piernas cruzadas y flexionadas). El dedo índice y mayor de la mano derecha deben estar en el entrecejo. Con el pulgar de esa mano, tapa la fosa nasal derecha e inhala por la izquierda. Una respiración profunda y calmada. Con el anular, tapa la fosa nasal izquierda y exhala por la derecha.

2. Uttanasana o Pinza de pie

Es una forma excelente de curar el insomnio con yoga ya que esta postura alivia el estrés. Ponte de pie y con las piernas estiradas, suavemente, baja el torso en una espiración. Las manos tocan las puntas de los pies. Si puedes, colócalas luego sobre los talones. Relaja todo el cuerpo y respira pausadamente. Sostén la posición por 2 minutos.

3. Balasana o Postura del niño

Es una posición de descanso. Arrodíllate sobre el suelo, los pies deben estar debajo de los glúteos. En una espiración baja el torso y apoya la frente sobre el suelo. Las manos descansan hacia un costado o puedes ubicarlas bajo los glúteos.

4. Viparita Karani o Posición invertida

Recuéstate cerca de la pared. Eleva las piernas a la pared y lentamente acerca los glúteos hasta quedar en un ángulo recto. Las manos sobre el abdomen o hacia los costados en forma de cruz. Respira de manera relajada y sostén la posición por 15 minutos.