Desayunos para diabéticos ¡MUY FÁCILES Y DELICIOSOS!

Menú de desayuno para diabéticos: simple y delicioso

Es muy importante que los pacientes con la glucosa elevada en la sangre mantengan una dieta variada, pero saludable. Estos desayunos para diabéticos son sumamente nutritivos a la vez que no perjudican tu salud. Jamás debes saltar esta comida, ya que resulta la más importante de todo el día.

¿Por qué es importante que los diabéticos desayunen?

Como regla general, el desayuno es la comida más importante del día para todos. Al despertar, nuestra azúcar en sangre está muy bajo. Al detectar esto, el páncreas envía señales al hígado para activar el glucógeno. Así se denomina la glucosa que nuestro cuerpo almacena para emergencias. A la mañana, nuestra reserva de glucógeno suele agotarse, por lo que necesitamos nuevos suministros.

En los diabéticos esto empeora. ¿Por qué? Porque muchos medicamentos para diabéticos permanecen activos durante la mañana. Esto conlleva a que el glucógeno se agote de manera más rápida. Es decir, el cuerpo necesita “combustible” de manera inmediata. En caso de que esto no suceda, los diabéticos corren riesgo de padecer hipoglucemia.

Desayunos para diabéticos: Ejemplos fáciles y deliciosos.

 AVENA CALIENTE: Cocina un puñado de avena en copos, en 100 ml de leche. Puedes optar por leches vegetales, si así lo deseas. Cuando esté cocinada, retira del fuego y agrega una cucharada de uvas pasas, una cucharada de linaza molida y canela a gusto. Puedes endulzar con extracto de stevia.

CHOCOLATE CALIENTE: Calienta 200 ml de leche con 2 barras de chocolate amargo. Revuelve permanentemente hasta que la bebida esté caliente. Retira del fuego antes de que hierva.

LICUADO DE MANTEQUILLA: Puedes realizar un batido instantáneo de vainilla y sin azúcar de los que venden en el mercado. También puedes elaborarlo tú mismo mezclando un poco de yogurt natural con una cucharada de helado de vainilla sin azúcar. Una vez que tengas tu batido, agrega media cucharada de mantequilla de maní y un poco de leche de almendras. Mezcla hasta obtener una bebida homogénea.

SÁNDWICH DE QUESO: Para elaborar esta receta necesitarás pan integral de trigo. Corta dos rebanadas del pan y úntalas en mantequilla baja en grasas. Entre los panes agrega un omelette realizado con un huevo, más una clara. Sobre el omelette, coloca una feta de queso cheddar baja calorías. Lleva al horno hasta que el queso funda. También puedes cocinar en una sartén bien caliente, vuelta y vuelta.

RECUERDA INCLUIR PROTEÍNAS A TUS DESAYUNOS DIARIOS.

BATIDO MOCA: En una licuadora, agrega una barra de chocolate amargo, 200 ml de leche descremada y una cucharada de café instantáneo en polvo. Bate hasta lograr un preparado espumoso. Puedes endulzar con stevia o edulcorantes artificiales.

SÁNDWICH NUTRITIVO: Corta dos rebanadas del pan integral que más te guste. Hazlas tostadas. Entre los panes, coloca algunas mitades de tomates cherrys, unas hojas de rúcula y albahaca, una feta de queso magro y un omelette realizado sólo con las claras. Condimenta con un poco de aceite de oliva.

Estos desayunos para diabéticos son ideales para tu día a día. Incluso son una opción inmejorable para aquellos días que no cuentas con el tiempo suficiente. ¡A disfrutar!