Descubre esta agua milagrosa… ¡una cura natural para la diabetes!

¿Una cura natural para la diabetes? Sí, parece que es algo real.

Si padeces de esta enfermedad, o conoces a alguien que la padezca, sabes que es una afección crónica que no puede curarse y que necesita de una dieta permanente y/o algunos medicamentos. Sin embargo, la naturaleza nos provee de todo lo que necesitamos para sobrevivir y curarnos, sólo que a veces no lo sabemos (o algunos se encargan de ocultarlo).

Desde la Medicina Natural muchos especialistas se encargan de descubrir todas las propiedades que pueden ser utilizadas por el hombre para la sanación del organismo sin recurrir a sustancias sintéticas. Desde hace siglos las plantas nos han alcanzado los remedios más eficaces y el alimento necesario. Así nuestro cuerpo se nutre y se cura al mismo tiempo. Esto mismo sucede con la okra que, además de nutritiva, posee grandes propiedades sanadoras. Entre ellas, parece que este fruto es una cura natural para la diabetes.

Lee también: “Reduce la diabetes tipo 2 con estos jugos”

Okra, una cura natural para la diabetes.

La okra, también llamada quimbombó o molondrón, es un fruto tropical utilizado tanto en la gastronomía como en la medicina natural. A lo largo de la historia hasta la actualidad, muchas culturas nativas la continúan utilizando para fabricar sus remedios. Hace un tiempo, se pudo determinar que una de las grandes propiedades para la salud que posee, es la de regular los niveles de azúcar en sangre. Este hallazgo lo convirtió en un excelente tratamiento natural para las personas con diabetes. Pacientes de todo el mundo, dejaron de depender de los medicamentos gracias a este delicioso vegetal.

Sin embargo, a partir de algunas experiencias de vida, los científicos decidieron realizar más investigaciones. Así, en 2011 se publicó un estudio en ISRN Pharmaceutics donde se compartieron los resultados obtenidos luego de tratar ratas diabéticas con okra, más precisamente con el agua de este fruto. A continuación, te contamos por qué se cree que la okra sería una especie de cura natural para la diabetes.

Lee también: “Hierbas y remedios naturales para tratar la diabetes tipo 1 y 2”

¿Qué pudo determinar el estudio?

Las ratas fueron divididas en dos grupos. Un grupo fue tratado con agua de okra, el otro fue tratado de forma convencional sin la solución natural. Se pudo observar que la okra reduce los niveles de absorción de azúcar, lo que significó una disminución de la glucosa en sangre. Después de un tiempo considerable, su suspendió el tratamiento en ambos grupos de roedores. Las ratas que no habían sido tratadas con okra, continuaban padeciendo diabetes tipo 1 o 2; mientras que muchas de las ratas tratadas con agua de okra experimentaban una mejora en la sensibilidad y producción de insulina.

En humanos, se ha podido determinar que el agua de okra consumida de forma regular y constante, es un excelente tratamiento para mantener la glucosa en sangre en niveles óptimos.

¿Cómo preparar agua de Okra para tratar la diabetes?

Esta fruta contiene una gran cantidad de fibra, la cual disminuye la absorción de azúcares por parte de los intestinos, provocando una disminución en los porcentajes de glucosa que llegan a la sangre. También es un excelente agente anticancerígeno, protegiendo especialmente del cáncer de colon.

El agua de Okra es una receta sumamente fácil y económica. Para ello necesitarás dos okras y un vaso de agua pura. Troza las okras y déjalas dentro del vaso de agua durante toda la noche. A la mañana siguiente, quita los trozos de okra y bebe el agua en ayunas, media hora antes de desayunar. Además de ser una cura natural para la diabetes, el agua de okra ayuda a regular el trabajo intestinal, combate la retención de líquidos y ayuda a comenzar el día con mucha energía.

Como es un excelente antiinflamatorio, este tratamiento podrá utilizarlo también cuando desees eliminar el dolor de garganta, las úlceras estomacales o las infecciones de los pulmones.

Si eres una persona diabética, no esperes más y prueba esta cura natural para la diabetes. Recuerda consultar con un especialista antes de suspender un tratamiento o cambiar la medicación.