, ,

Descubre las grasas saludables que no te hacen engordar

La idea de llevar una vida saludable, mejorar la calidad de vida, perder peso y la estética misma, son ideas que se han popularizado rápidamente en toda la sociedad. Sin embargo, son pocas las personas que consultan y piden asesoría a los profesionales. Por este motivo, es muy común ver personas que erradican de sus vidas el consumo de grasas, cualquiera sea su tipo.

Existen muchos tipos de grasas, algunas hacen un gran daño, son muy perjudiciales para la salud y hacen engordar rápidamente; y otras no. En esta oportunidad, nos centraremos en las últimas. Ciertos alimentos naturales, contienen grasas saludables y necesarias. Es muy importante conocerlas para sumarlas a nuestra dieta y beneficiarnos de sus propiedades.

Incluye estas cinco grasas saludables y notarás que, consumiéndolas con moderación, hasta pueden ayudarte en la pérdida de peso. Consúmelas como alternativas a otras grasas, en tu dieta hipocalórica para gozar de buena salud.

Aceite de coco.

El aceite de coco cuenta con antecedentes no muy favorables. Hasta hace algunos años se creía que, este aceite, era parte de las grasas malas. Actualmente, no sólo se lo reconoce como una grasa saludable, sino que es muy recomendable por todas las propiedades y beneficios que aporta a nuestro organismo.

Esa creencia se fundamentaba en que, el aceite de coco, está formado por grasas saturadas. Sin embargo, los estudios han demostrado que este tipo de grasa saturada es muy diferente a las grasas saturadas animales. En este tipo de grasa, existen triglicéridos de cadena media. ¿Qué significa esto? Que se metabolizan fácilmente y el cuerpo puede utilizarlos como energía.

Entre sus múltiples propiedades, este aceite protege de microbios y bacterias. A su vez, es anticancerígeno, ayuda al sistema digestivo, promueve la absorción de nutrientes, previene de padecer diabetes y de contraer enfermedades cardiovasculares.

Frutos secos.

Los frutos secos son un súper alimento. Proveen muchos nutrientes, proteínas y, por supuesto, grasas saludables. Aportan mucha energía y saciedad por lo que ayudan bastante en la pérdida de peso cuando se consumen en forma moderada.

Contienen un tipo de omega3 denominado ácido alfa linoleico que ayuda y protege al corazón. También ayudan a regular los niveles de colesterol y prevenir enfermedades cardiovasculares. Posee vitamina E, un poderoso antioxidante.

A su vez, contienen un aminoácido llamado L-arginina que, principalmente, refuerza el sistema inmunológico. Su alto contenido de fibra, también ayuda a bajar el colesterol y a controlar los niveles de glucosa en sangre.

Aguacate.

El aguacate es un alimento delicioso que forma parte de nuestras comidas habituales, aunque a la hora de realizar una dieta, lo suspendemos erróneamente.

Es rico en aceites esenciales y grasas saludables. Contiene glutatión que es un antioxidante natural muy eficaz para desintoxicar el organismo, eliminando metales pesados. Además, como todo antioxidante, combate los radicales libres y alivia los síntomas de vejez. Por otro lado, nos aporta ácido fólico y vitamina E.

Semillas.

Son la principal fuente natural de Omega3. También aportan vitamina E, fibra, proteínas, magnesio, selenio y zinc.

Son muy protectoras del corazón, ayudan al sistema digestivo y previenen muchas enfermedades. Las más recomendadas son las semillas de girasol, lino, calabaza y chía.

Aceite de oliva.

Lo mejor, es utilizar un poco de aceite de oliva para preparar todos nuestros alimentos. Así nos aseguramos cubrir la dosis diaria de grasas saludables. Reduce la presión arterial, previene el cáncer y ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre.

Contiene grasas mono insaturadas, clorofila, carotenoides y vitamina E. Estos tres últimos, funcionan como excelentes antioxidantes.