,

Descubre las propiedades de la linaza y de qué forma mejoraron la vida de este hombre.

Las semillas de lino son un excelente alimento, colmado de bondades para la salud. Hoy te contamos la experiencia de vida de un hombre que utilizó las propiedades de la linaza a su favor y mejoró su salud considerablemente. ¡Te lo contamos en detalle!

Si bien podemos conocer algunas de las propiedades de la linaza, es bueno conocer aquellas experiencias de vida que nos permiten dimensionar el poder de los remedios naturales. Esto sucedió con Jim, un hombre que llevó a cabo un tratamiento a partir de semillas de lino y recuperó toda la salud que había perdido por mantener una dieta deficiente.

Lee también: “Propiedades del agua de linaza para fortalecer el cabello”

Conoce a Jim y su tratamiento.

En esta oportunidad hablaremos de un paciente del Whitaker Wellness Institute, un centro de salud que se especializa en brindar bienestar a través de tratamientos naturales y alternativos.

Antes de dirigirse al Whitaker Wellness Institute, Jim de 62 años de edad, recibió los resultados de sus análisis de sangre y supo que su colesterol estaba por las nubes. Mientras que los niveles óptimos rondan entre 180 y 200 mg/dL, él presentaba niveles superiores a 288 mg/dL. Su médico de cabecera del momento no dudó en recetarle algunos fármacos basados en estatinas. Las estatinas derivan en debilidad y deficiencia muscular, complicaciones en la producción de coenzima Q10, problemas cutáneos, entre otros. Y Jim sabía todo esto, por lo que se negó a consumirlos.

Propiedades de la linaza.

A través de investigaciones, el hombre dio con este centro de salud y comenzó su tratamiento natural en base a semillas de lino.

Entre muchas de las propiedades de la linaza se encuentra la de poder bajar los niveles elevados de colesterol malo; previniendo así ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. Esto se debe a su alto contenido de fibra soluble que circula por el tracto intestinal, adhiriéndose a los ácidos biliares y reteniendo el colesterol que circula por el torrente sanguíneo.

A su vez, otra de las propiedades de la linaza, es el aporte de ácidos grasos saludables Omega 3. Éstos son esenciales para ayudar en la regeneración celular, mejorar la circulación sanguínea y evitar la formación de coágulos que luego desencadenan en problemas cardíacos. El Omega 3 también ayuda a bajar el colesterol y los triglicéridos de la sangre. En conclusión: la fibra soluble y el aporte de Omega 3, es lo que convierte a las semillas de lino en el mejor tratamiento para disminuir los niveles de colesterol malo en sangre. (Se ha podido determinar que las propiedades de la linaza no afectan al colesterol bueno).

El tratamiento de Jim y los resultados.

Luego de averiguar mucho, el hombre decidió aprovechar las propiedades de la linaza. Comenzó a consumir alrededor de 6 gr de linaza molida, una vez al día, antes de su cena.

15 días después sus análisis presentaban un colesterol de 232 mg/dL; pero 6 meses después consiguió un nivel de 188 mg/dL. Además del colesterol, consiguió bajar 13,6 kg, recuperó vitalidad, mejoró la salud de la piel y la del cabello.

Lee también: “Nutricionistas recomiendan este desayuno a las personas que desean bajar el vientre”

Tú también puedes llevar a cabo este tratamiento natural. Siempre es mejor consumir las semillas antes que el aceite. Puedes humectarlas o triturarlas inmediatamente antes de consumirlas, en un mortero manual o eléctrico. También puedes tostarlas y sumarlas a todas tus comidas. Estas semillas brillantes, son de color marrón café y poseen un suave gusto a nuez. Puedes agregarlas en tus quesos de untar, yogures, panes, ensaladas, etc.