Descubre los 11 hábitos que destruyen el sistema inmunológico y que quizás desconozcas.

Aunque no lo creas, existen hábitos que destruyen el sistema inmunológico e interfieren en tu salud. Acciones cotidianas que, sin saberlo, pueden estar afectando tu organismo, más allá de si llevas una vida saludable o no.

Durante el otoño es de especial importancia reforzar el sistema inmunológico y preparar nuestras defensas para combatir resfriados, gripes y otras infecciones. Si bien puedes estar llevando una vida muy saludable, existen algunos hábitos que destruyen el sistema inmunológico y no lo sabes.

Según los Centros de Prevención y Control de enfermedades, un 20% de la población contrae gripe cada año. Probablemente esto se deba a que los hábitos cotidianos también deben formar parte de las acciones preventivas.

Lee también: “Practica esto para fortalecer el sistema inmune en tan sólo 15 segundos”.

11 hábitos que destruyen el sistema inmunológico.

1. No duermes lo suficiente.

Según el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre, el sistema inmunológica utiliza las horas de sueño para mantenerse estable. Durante el descanso, nuestro organismo lleva a cabo ciertos procedimientos que no pueden ser puestos en marcha mientras permanecemos despiertos. Los trastornos de sueño o la deficiencia de él pueden interferir en la respuesta del sistema inmune a ciertas sustancias extrañas o nocivas. Para permanecer saludables necesitamos 7 horas de sueño continuado.

2. Ingieres demasiado alcohol.

Como ya lo hemos visto, el alcohol es literalmente un veneno dentro del cuerpo. Investigaciones llevadas a cabo por los Institutos Nacionales de Salud de todo el mundo, afirman que la ingesta excesiva de alcohol nos hacen más propensos a desarrollar infecciones comunes que nuestro sistema inmune tarda en contrarrestar. Los órganos más afectados son los pulmones por infecciones respiratorias y el hígado.

Lee también: “¡Esto terrible le sucede a tu cuerpo cuando bebes alcohol! Cuando lo descubras no querrás probar ni una gota más.”

3. El tabaquismo.

Estos hábitos que destruyen el sistema inmunológico parecen una obviedad, pero no es sólo tu tabaquismo el que puede perjudicarte. Si eres un fumador pasivo, es decir que alguien que vive contigo es fumador, también está en riesgo tu organismo. Inhalar de forma permanente el humo del cigarrillo aumenta la posibilidad de contraer bronquitis y enfermedades respiratorias.

4. Bebes refrescos regulares.

Uno de los productos que más azúcar contiene es una lata de refresco regular. Mucho más de la dosis diaria recomendada. El azúcar interfiere directamente sobre nuestras defensas.

Recuerda que estos hábitos que destruyen el sistema inmunológico sólo resultan peligrosos cuando forman parte de tu rutina diaria, un refresco de vez en cuando no afectará a tu salud.

5. Eres una personas sedentaria.

El ejercicio cotidiano aumenta la frecuencia cardíaca y ayuda a oxigenar todo el organismo. Las sesiones de cardio te ayudarán a mejorar tu resistencia, tonificar los músculos y fortalecer tu sistema inmune.

6. Olvidas lavar tus manos.

La falta de acciones preventivas son hábitos que destruyen el sistema inmunológico. Lavar nuestras manos sólo una vez  al día no es suficiente. Debemos lavarlas al preparar alimentos, antes de comer, después de ir al baño, al llegar a casa, después de tomarnos un transporte público, etc.

7. No tratas los síntomas como lo haría mamá.

¿Recuerdas que mamá ante el primer moco te ponía en reposo? Las acciones tempranas son de gran ayuda. Las sopas de pollo y las infusiones de hierbas te ayudarán a recuperarte más  rápido.

8. No incorporas alimentos importantes a tu dieta.

Las deficiencias nutricionales son serios hábitos que destruyen el sistema inmunológico. Es necesario incorporar aquellas comidas que aumentan nuestra respuesta inmunitaria: patatas dulces, setas, carne de res magra y mucha vitamina C.

9. Trabajas durante la noche.

Si permaneces despierto durante la noche y duermes en el día, es decir que tienes los horarios de sueño cambiado, puedes presentar una deficiencia de vitamina D. Para revertir estos hábitos que destruyen el sistema inmunológico puedes exponer tu cuerpo a los rayos del sol durante 10 minutos al día.

Lee también: “Ayunar durante tres días regenera completamente el sistema inmunológico”.

10. Te concentras sólo en las manos.

Si bien hablamos de la importancia de lavarse las manos, ten presente también que necesitamos desinfectar otras zonas y artículos de uso común. Teclados del ordenador, barandas y picaportes también necesitan ser adecuadamente limpiados. Límpialos regularmente como parte de tu rutina de limpieza cotidiana.

11. Olvidas reír.

Numerosos estudios afirman que mantener el buen humor y reír de forma cotidiana mejora nuestra respuesta inmunitaria. Podríamos decir que el estrés, el mal humor y la depresión también son hábitos que destruyen el sistema inmunológico. La risa aumenta la producción de defensas…¡¡¡ríe mucho para permanecer sano!!!