Descubre por qué beber Coca-Cola es un veneno para nuestros organismo

Beber Coca-Cola es un hábito para muchas personas alrededor del mundo. Esta bebida, una de las más conocidas a nivel mundial, puede perjudicar significativamente nuestro organismo si no se consume con cautela.

Como todos sabemos, la Coca-Cola es una bebida gaseosa efervescente que se puede adquirir en prácticamente cualquier tienda donde vendan sodas. Fue elaborada en 1886 por el farmacéutico John Pemberton como un jarabe medicinal para tratar problemas digestivos y falta de energía.

Poco tiempo después pudieron advertir que el brebaje era todo un éxito y comenzaron a producirla y comercializarla masivamente. Beber Coca-Cola se convirtió en algo recreativo en vez de tratarse de algo medicinal. Hasta el momento es la bebida más consumida del siglo XXI formando parte de la vida y dieta cotidiana de muchos, quienes quizás desconocen cuánto mal le hacen a su organismo.

Beber Coca-Cola realmente puede convertirse en un hábito peligroso si no se conocen los efectos reales sobre nuestro cuerpo. Aunque muchos creen que por ingerir alimentos bajos en azúcar ya están salvados, existen otros factores en su preparación que es necesario advertir. Aquí te lo contamos.

Efectos negativos en el organismo por beber Coca-Cola.

El Dr. West Conner realizó una investigación exhaustiva para determinar los efectos reales que beber Coca-Cola producía en el cuerpo. Para ello realizó estudios en numerosos pacientes siguiendo el minuto a minuto de esta bebida dentro del organismo y analizando la fluctuación en los niveles sanguíneos, la actividad cerebral y la repercusión en los diferentes sistemas.

Una vez que la consumes, en poco más de una hora esta bebida puede provocar:

  • Durante los primeros 10 minutos.

Una vez que la bebida entra en el organismo, estás ingiriendo la dosis diaria recomendada de azúcar y fósforo. Una lata de Coca-Cola equivale a 10 cucharaditas de azúcar, el 100% de lo permitido a diario. A su vez, esta bebida tiene un alto agregado de fósforo para mejorar el sabor.

  • Después de 20 minutos.

Minutos después de beber Coca-Cola se produce un pico en los niveles de insulina, producto de los altos niveles de azúcar que fueron ingeridos. Esto conduce a la transformación casi instantánea de azúcar a grasa por parte del hígado.

  • Pasados los 40 minutos.

El contenido de cafeína es absorbido completamente por el organismo después de media hora, aproximadamente. Pocos minutos después, los receptores cerebrales de adenosina se encuentran bloqueados por lo que es imposible que la persona sienta algún tipo de fatiga o cansancio. Esto provoca una aceleración de la circulación sanguínea, un aumento en la presión arterial y un mayor esfuerzo hepático donde el sistema circulatorio recibe enormes cantidades de glucosa..

  • 45 minutos después.

El cuerpo aumenta significativamente la producción de dopamina. La dopamina es un neurotransmisor por el que la persona comienza a sentir bienestar. En esta instancia se pudo determinar que beber Coca-Cola funciona de forma similar a la heroína (sólo respecto al aumento de dopamina). A su vez, este estado de bienestar es lo que luego genera un estado de dependencia. Existe una dilatación de las pupilas y un aumento en la frecuencia cardíaca.

  • Una hora.

Pasados los 60 minutos el metabolismo sufre una aceleración abrupta con el objetivo de eliminar la cantidad de grasa producida en este tiempo. Por este motivo, y gracias a las propiedades diuréticas de la Coca-Cola, el cuerpo elimina magnesio, calcio, zinc, sodio, electrolitos y agua a través de la orina.

  • Después de una hora.

Pasados los 60 minutos el cuerpo necesita nuevamente los altos niveles de azúcar que se elevaron abruptamente en un periodo corto de tiempo, luego de beber Coca-Cola. Esto provoca un poco de irritación y lentitud a nivel cognitivo.

Por otro lado, las propiedades diuréticas de la cafeína provocaron que se eliminara toda el agua y el cuerpo comienza a deshidratarse. A su vez, con el agua también se eliminaron una serie de nutrientes necesarios para alimentar los tejidos, especialmente los tejidos óseos, por lo que el cuerpo comienza a quitarlos de las reservas.

Recuerda que beber Coca-Cola de forma cautelosa puede ser un gusto esporádico. El peligro real existe cuando esto es un hábito cotidiano o cuando es ingerida por los niños sin supervisión de adultos. Es muy importante que los hidrates correctamente luego de que la beban (aunque lo más aconsejable es evitarla el mayor tiempo que sea posible).