, ,

Después de leer esto deberás pensar si entrar con calzado a tu casa es una buena idea

Descubre los problemas que ingresan a tu hogar a través del calzado.

¿Sabías que la suela de tu calzado puede alojar más de 400.000 bacterias? ¡Sorprendente! En el mismísimo momento en que damos el primer paso con el calzado nuevo, las suelas comienzan a juntar microbios y bacterias. Pero ¿te has puesto a pensar qué sucede cuando salimos de casa? Resulta que los microorganismos que se adhieren a ella se multiplican por montones.

Utilizar calzado resulta algo tan familiar que no analizamos qué sucedería si nos los quitáramos una vez pasado el umbral. En algunos lugares de Oriente es muy común quitarse el calzado cuando entran a su hogar, además de ser algo cultural, es una práctica muy higiénica que garantiza la limpieza de los lugares donde comen, duermen o reposan.

A continuación, te contamos los grandes beneficios de quitarse el calzado al entrar al hogar y cuáles son los problemas más comunes que podemos afrontar por no hacerlo.

Beneficios de quitarse el calzado al entrar a casa.

Si estás pensando en adoptar esta práctica, te compartimos varias razones que te ayudarán en esta decisión. En un comienzo, tanto a tu familia como a los invitados, les costará acostumbrarse a la idea. Sin embargo, con el transcurrir de los días, notarán grandes cambios en el hogar. Según las creencias orientales, caminar sin calzados permite renovar las energías, dejar las malas vibraciones fuera y promueve grandes mejoras en el organismo.

Lee también: “Los efectos de caminar descalzo 5 minutos todos los días”

Mejora la circulación.

Caminar descalzos permite estimular diversos puntos de presión en las plantas de los pies, favoreciendo la salud de todo el organismo. A su vez, el masaje promueve la circulación sanguínea y facilita la relajación. Resulta una gran actividad para combatir el estrés.

Bacterias.

A lo largo del día, los calzados facilitan un tráfico numeroso de bacterias y hongos. Nuestros cuerpos han desarrollado defensas para muchos de ellos, aunque la mayoría sigue siendo perjudicial para la salud humana. La Universidad de Arizona, EE.UU; ha realizado una investigación con el fin de analizar cuántas bacterias ingresan a través del calzado y cómo prevenir ciertas enfermedades comunes. La investigación se centró en el calzado deportivo y en las zapatillas de uso cotidiano. Se determinó que en el exterior de este tipo de calzado, se encuentran alrededor de 420.000 bacterias entre las que se encuentran la de la escherichia coli (las infecciones por esta bacteria producen todo tipo de diarreas: diarrea del viajero, diarrea hemorrágica, etc.); como también las que causan meningitis, entre varias más.

Suciedad.

Aunque parezca algo menor, además de bacterias los zapatos permiten el ingreso de la suciedad externa: barro, polvo, grasas, pelos y otras suciedades que, en caso de quitarnos el calzado, no ingresarían a nuestro hogar. Para las amas de casa o personas que gustan de la limpieza en el hogar, este detalle resulta  muy importante. ¿Imaginas tus pisos libres de polvo por mucho más tiempo?

Toxinas.

Una investigación realizada por el área de Ciencia y Tecnología Ambiental ha determinado que varias toxinas contaminantes están presentes en las suelas de los calzados. Numerosos plaguicidas tóxicos ingresan al hogar de esta manera. Además, otro estudio indica que el 98% del polvo metálico presente en cada casa, proviene de los zapatos que utilizan sus habitantes.

Desgaste de los suelos.

La fricción del calzado repleto de tierra y arena provoca un desgaste mayor y más acelerado sobre los suelos. Además, la acumulación de polvo, barro y otras suciedades sobre las alfombras y cerámicas, generan un mayor fregado de las superficies. Esta acción por mantener la higiene, también provoca una mayor erosión. Lo mismo sucede con el calzado de niños y adolescentes que pueden manchar las paredes sólo con el contacto.

Salud.

Liberarte de la presión del calzado, también repercutirá positivamente en la salud de tus pies. Salvo que los necesites por algún tratamiento en particular, es necesario que los pies se oxigenen y relajen. De esta forma previenes la formación de callos, várices y hongos.

Lee también: “Cómo deshacerse naturalmente de los juanetes con remedios caseros”

Aunque tus zapatillas sean las más cómodas, el contacto de las extremidades con otras superficies estimula diversas áreas cerebrales y alivia diversos dolores corporales. Además, facilita el movimiento articular y la fortaleza ósea.

Se ha descubierto que los niños que permanecen descalzos por más tiempo, tienen menos posibilidades de desarrollar problemas en el arco del pie, a la vez que ejercitan mejor el equilibrio. De esta manera los niños pueden fortalecer los músculos de las piernas ayudando al movimiento natural de las extremidades inferiores, son más flexibles, previenen el pie plano y cualquier otra deformidad.