, ,

Dieta de la mano: Obtén rápidos resultados para adelgazar

Tu mano como guía para medidas y porciones que cambiarán la forma en que te alimentas y te ayudarán a lucir mejor

“Verte y sentirte bien está en tus manos”, podría ser el eslogan de esta dieta que no te prohíbe ningún alimento. La dieta de la mano propone un cambio en la forma en qué comemos.

¿En qué consiste?

La dieta de la mano consiste en usar la mano como referencia para las porciones de los diferentes grupos de alimentos. ¿Pero cuál mano? ¡La propia! Si tienes una mano más grande que otra, y te gusta comer mucho, seguramente querrás usar la de mayor tamaño.

De esta forma esta dieta que más bien funciona como regla, indica que se debe comer de la siguiente forma:

  • Porciones de proteínas a consumir en una comida serán del tamaño de la palma de la mano (No cuentan los dedos).
  • Los hidratos de carbonos (pasta, arroz, legumbres, verduras como la papa, etc.) tendrán una porción no mayor al tamaño del puño de la mano, visto desde el frente, o la mitad de la palma de la mano.
  • ¡Helado! ¡Qué genial, una dieta que contiene helado! Pero la cantidad de la porción al día, no debe superar el tamaño de la mano cerrada.
  • Vegetales, hortalizas y verduras por montón. Puedes comer la cantidad que cubra tus dos manos abiertas, en una comida.
  • Frutas. Toda la fruta que puedas tener en una mano abierta.
  • Mantequilla. Se ubica en la falange distal del dedo índice. Desde la punta del dedo hasta la primera línea que ves en él, es la medida para la cantidad de mantequilla que necesita tu pan.
  • ¡Mantequilla de maní! Sólo una porción al día, del tamaño del espacio que hay entre la punta de tu dedo índice y la primera línea. También sirve para medir la cantidad de aceite que debemos consumir tanto para aderezos de ensaladas como para la cocción de alimentos.
  • Quesos. La unión entre el dedo índice y medio, es la medida para la cantidad de quesos a consumir.
  • Frutos secos. La cantidad equivalente a un dedo pulgar.

5 dedos, 5 comidas al día

Se recomienda a fin de ayudar a acelerar el metabolismo hacer 5 comidas al día, dividida en desayuno, merienda, almuerzo, merienda y cena. De esta forma, con la merienda entre comidas se evita llegar de una comida a otra con mucha hambre; lo que podría provocar caer en excesos en las cantidades.

¿De dónde proviene la dieta de la mano?

Con la intención de enseñar a alimentarse correctamente a la toda la población, y así frenar un poco el impacto de la diabetes, el médico especialista en esa área, Kazzim G.D. Mawji de Zimbabue, ideó este método de amplio alcance, comprensible incluso por las personas analfabetas. Esta forma de comer, sirve para cualquier persona, y sin duda incide sobre la figura.

Regular porciones

Al regular las porciones, los resultados se hacen visibles en corto plazo. No sólo en el aspecto físico. Las personas que han hecho la denominada dieta de la mano, manifestaron sentirse más saludables y ligeros.
Adelgazar comiendo todo lo que te gusta suena como utopía, pero la dieta de la mano lo hace posible. Si te animas, coméntanos tu experiencia.