Dormir con mascotas puede ser peligroso para la salud. ¡ELLA VISITÓ A SU GINECÓLOGO Y QUEDÓ EN SHOCK!

Dormir con mascotas es un hábito de muchas personas, sin embargo no conocen los riesgos de esto. Esta persona sufría grandes dolores, al dirigirse al ginecólogo se encontró con una gran sorpresa. Además, otras enfermedades e infecciones pueden ser contagiadas desde el animal hacia la persona. Estos cuidados debes tener en cuenta.

El hábito de dormir con mascotas.

Las mascotas forman parte de nuestra familia y como tales, tienen un lugar privilegiado en la casa y, por supuesto, en nuestra cama. Son muchas las personas que comparten la cama con su perro o gato. Según una encuesta llevada a cabo por Psychology Today, la mitad de los dueños tienen esta costumbre.

Existen muchos beneficios al dejarlos dormir con nosotros. No sólo son una gran compañía, sino también nos brindan calor y cariño desinteresado. Además, ese afecto mutuo, influye también en la salud de las personas. Según las investigaciones, las personas que suelen dormir con mascotas presentan una disminución en su presión arterial, controlan de mejora forma el estrés y logran una mejor calidad de sueño.

Sin embargo, también existen algunos riesgos. Según un estudio publicado en Emerging Infectious Diseases existen más de 100 enfermedades que podemos contraer al compartir el sueño con los animales. Por este motivo, es muy importante bañarlos periódicamente, cepillarlos, mantener su vacunación al día y desparasitarlos de manera regular.

Un caso real.

Michelle Barrow era una joven de 27 años de edad que experimentaba un fuerte dolor abdominal. Después de varios días y de ciertos estudios, determinaron que no se trataba de su estómago, ni sus intestinos. Además, el dolor se volvía más fuerte y se extendía hacia su zona íntima.

Finalmente, la derivaron de emergencia con un ginecólogo para realizarle las pruebas de rigor. El médico procedió a examinarla, aunque toda acción derivaba en más dolor para la joven mujer. Al introducir el espéculo advirtió que un hilo estaba introducido en la vagina y era el causante del malestar.

Se informa a la paciente que un tampón había quedado atrapado. Sin embargo, la muchacha no utilizaba ese tipo de objetos durante el período. Por ello, es que se solicitó extraer el extraño material que se encontraba dentro. Aunque el procedimiento duró mas de lo que esperaban, se dieron cuenta de lo que allí estaba sucediendo.

Una bola de pelos se había alojado en la cavidad vaginal. Dichos pelos no eran de un color uniforme, y eran de corta longitud. Por esto es que se concluyó que eran pelos de mascota. Michelle poseía dos gatos que dormían junto a ella y su pareja. Cada vez que mantenía relaciones sexuales, los pelos se adherían al miembro de su pareja y luego quedaban dentro de la vagina. Después de un tiempo, la bola de pelos creció y comenzaron los síntomas.

Peligros de dormir con mascotas.

  • Algunas personas son más propensas a las alergias.
  • Las mascotas acumulan numerosas bacterias en sus patas, las cuales luego son alojadas en la cama.
  • Tienen diferentes ciclos de sueño por lo que es muy común que tu mascota se despierte por la noche con mucha energía.
  • Podemos contagiarnos de hongos o parásitos.