,

Coloca dos limones en el horno y consigue aromatizar la casa fácilmente. ¿¡CÓMO NO SE ME OCURRIÓ ANTES!?

Puedes aromatizar la casa con numerosos productos del mercado, sin embargo las soluciones naturales suelen ser las más económicas y prácticas. Con sólo dos limones conseguirás ambientes frescos, con buen aroma y sin insectos. Además, puedes fabricar otros ambientadores caseros siguiendo estos consejos.

¿Por qué aromatizar la casa?

Una casa con buen aroma no sólo es más acogedora, sino también da la sensación de limpieza y bienestar. Según los principios de la aromaterapia, nuestro cuerpo es capaz de cambiar sus estados emocionales de acuerdo a las sensaciones olfativas que experimentemos. Los diferentes aromas puede provocar en nosotros tranquilidad, buen ánimo, combatir la depresión, inducir al sueño, etc.

Por otro lado, utilizar esencias también ayuda a desinfectar la casa y evitar el ingreso de insectos. Especialmente recomendada para tiempos calurosos, la citronella, por ejemplo, espanta los mosquitos del hogar. De esta forma, no sólo aportamos buen aroma, sino también utilizamos los ambientadores como repelentes de insectos.

¿Cómo utilizar limones para aromatizar la casa?

Una buena opción para dar un aire más fresco a tu hogar, es ventilando las habitaciones, abriendo las ventanas. Si bien es algo necesario, en días de calor los insectos pueden invadir la casa. Moscas y mosquitos suelen ser los más indeseables, por lo que necesitaremos repelentes para ahuyentarlos.

Con el truco de los dos limones conseguirás aromatizar la casa y espantar insectos. Es algo sencillo de realizar y muy económico. ¿Qué necesitaremos? Sólo dos o tres limones y un horno de cocina.

¿Cómo llevarlo a cabo?

  • Antes de ir a dormir, corta los limones por la mitad. Colócalos dentro del horno y deja la puerta abierta. Los frutos comenzarán a soltar los aceites esenciales al aire.
  • Al otro día, al despertar, cierra la puerta del horno y enciéndelo por 5 minutos. Luego, apaga el horno y vuelve a abrir la puerta. Conserva los limones hasta la noche, cuando puedes volver a repetir el procedimiento.
  • Tu casa tendrá un aroma delicioso por 24 horas y mantendrás los insectos alejados.

Otros ambientadores caseros que puedes realizar…

SPRAY PARA ROPA Y TAPIZADOS: Otra opción para aromatizar la casa es mantener un buen aroma en tapizados, cortinas, alfombras, etc. Para ello, elabora un spray con aceites esenciales. Diluye 20 gotas de aceite esencial de lavanda o cítricos (o el que sea de tu preferencia) en media taza de agua. Colócalo en un recipiente con atomizador o spray.

ADIÓS AL MAL OLOR EN LA COCINA: Si gustas de elaborar comidas pero te desagrada el olor a frituras, el humo de las carnes a la plancha, el aroma a coliflor, etc; puedes utilizar vinagre. Mezcla partes iguales de agua y vinagre blanco (o de sidra de manzana) y colócalo en un recipiente. Pica un puñado de hojas de menta y añádelas. Coloca el recipiente sobre la encimera. En unos minutos el mal olor habrá desaparecido.

AROMATIZAR EL BAÑO: Consigue un recipiente plástico con tapa. Haz algunas perforaciones en la tapa, por donde saldrá el buen aroma. Llena la mitad del recipiente con bicarbonato de sodio y agrega unas 50 gotas de aceite esencial (del aroma que prefieras). Cada tres días, sacude para renovar el aroma.