8 efectos secundarios del polvo de proteínas que debes conocer de inmediato

El polvo de proteínas puede provocar graves daños gastrointestinales en el organísmo

Son muchas las personas que ingieren a diario, polvo de proteínas como suplemento alimenticio. Desde polvo de proteínas de guisantes, hasta polvos de soja, son diversos los suplementos proteícos que podemos encontrar en los distintos comercios farmacéuticos de nuestra ciudad. Ahora bien, pocas personas conocen cuales son los efectos secundarios del polvo de proteínas.

Efectos secundarios del polvo de proteínas

efectos secundarios del polvo de proteínas

 

Muchos amantes del deporte y de la actividad física, consumen regularmente polvo de proteínas, para fomentar el desarrollo muscular. Además de esto, este tipo de suplemento aporta otros beneficios al organísmo, como el aumento de resistencia y las fabulosas propiedades antibacterianas, antivirales, antihipertensiva, antioxidante, hipolipidémica, e incluso antitumorales.

Pero como casi toda sustancia de la industria farmacéutica, los polvos de proteínas también contienen efectos secundarios. A continuación, queremos hablarte en detalle, de todos los efectos secundarios del polvo de proteínas, para que puedas asi, tomar las debidas precauciones.

¿Qué sucede si abusamos del consumo de polvo de proteínas?

Ingerir suplementos proteicos, no es malo, siempre y cuando se haga un consumo moderado de la sustancia. Por lo general, las personas vinculadas de cerca al deporte y la actividad física, ingieren no más de un par de cucharadas de polvo de proteínas, a diario. Esta suele ser la medida recomendada, ya que al excederse de ella, los efectos secundarios del polvo de proteínas pueden hacerse notar, de una manera muy clara.

Las personas que padecen de diabetes, enfermedades renales o hepáticas, deberán consultar a su médico, antes de ingerir cualquier tipo de polvo de proteínas.

A continuación, nos enfocaremos en hablar particularmente, de cuales son los efectos secundarios de cada uno de los distintos tipos de polvos de proteínas.

Efectos secundarios del polvo de proteínas a base de suero

La proteína de suero de leche, contiene la lactosa propia de los productos lácteos, componente que también se hace presente en los polvos de proteínas de este origen. Las personas que padecen de intolerancia a la lactosa, pueden padecer gravemente del consumo de este tipo de polvos proteicos.

Algunos de los principales efectos secundarios del polvo de proteínas a base de suero de leche, son:

  • Hinchazón abdominal
  • Diarrea
  • Flatulencias
  • Náuseas
  • Diarrea
  • Dolor abdominal

Efectos secundarios del polvo de proteínas de guisantes

El polvo de proteínas de guisantes, también puede perjudicar gravemente a nuestra salud, y particularmente a nuestro sistema gastrointestinal. Las moléculas presentes en este tipo de alimentos, son capaces de provocar síntomas relacionados a molestias y males intestinales, si se los consume de manera excesiva.

A la hora de beber cualquier tipo de batido proteico para adelgazar y aumentar las energías, se deberán tener en cuenta los posibles efectos secundarios, de la sustancia con la cual ha sido preparada dicha bebida.

Efectos secundarios del polvo de proteínas de soja en polvo

Los fitoestrógenos presentes en la soja, también pueden alterar gravemente nuestro proceso digestivo y el equilibrio hormonal de nuestro organísmo. Estos podrían reducir significativamente la producción de estrógenos, perjudicando así la tarea del sistema endocrino.

Distintos tipos de investigaciones, sugieren también, que ciertos componentes de la soja podrían afectar a grandes rasgos la fertilidad femenina. Algunos expertos de hecho, se han mostrado muy preocupados por los efectos reales de la soja en nuestro organísmo.

Efectos secundarios de los edulcorantes presentes en el polvo de proteínas

Casi todos los polvos de proteínas, contienen algún tipo de edulcorante. Estos también pueden dañar de alguna manera, nuestro sistema gastrointestinal. Al comprar cualquier tipo de suplemento proteico, es necesario informarse previamente, acerca del tipo de edulcorante que contiene el preparado. La fructosa aislada, así como también distintos tipos de alcoholes de azúcar, como lo son el maltitol y el sorbitol, pueden llegar a causar graves molestias digestivas en nuestro organísmo. Se sabe incluso, que el sorbitol actúa directamente como poderoso laxante, capaz de producir heces acuosas y diarrea.

Además de esto, el consumo demasiado regular de polvos de proteínas, puede llegar a afectar de manera irreparable, nuestra flora intestinal. Varias investigaciones, han demostrado que la exposición constante de nuestra flora intestinal, a los edulcorantes propios de los suplementos proteicos, puede llegar a reducir a gran nivel, la diversidad de microbiota intestinal. Esto causaría que nuestro sistema hepático se debilite.

En este tipo de casos, y para las personas que desean ingerir algún suplemento para perder peso y ganar fuerza corporal, lo recomendable será siempre ingerir polvos proteicos puros, sin endulzantes agregados. A estos se les podrán agregar luego, endulzantes naturales, como lo pueden ser las frutas o la miel.

Efectos secundarios del polvo de proteínas en pacientes hepáticos

Los profesionales aconsejan, no saturar de proteínas a un organísmo con un sistema hepático dañado. Si bien es cierto que las proteínas si pueden contribuir en mucho, en nuestro sistema, también es verdad que las personas que padecen problemas hepáticos, pueden verse gravemente perjudicadas, ante un excesivo consumo de este tipo de componentes.

Un hígado dañado, no podrá procesar adecuadamente demasiadas proteínas, lo que hará que estas se alojen en nuestro organísmo, sin descomponerse previamente.

Las personas con problemas hepáticos, deberán de consultar previamente a su médico, antes de ingerir cualquier tipo de suplemento proteico.

Metales pesados tóxicos presentes en los polvos de proteínas

Una reciente investigación, ha demostrado que ciertas marcas reconocidas de suplementos proteicos, contienen en su composición, metales pesados tóxicos, como lo son el mercurio, el plomo, el cadmio y el arsénico. Este tipo de metales, pueden llegar a causar padecimientos en nuestro organísmo, tales como lo son el estreñimiento, la fatiga en exceso, y fuertes dolores musculares, articulares y de cabeza.

Tan solo tres cucharadas de estos polvos proteicos con exceso de metales pesados, podrían provocar graves daños en nuestro organísmo, además de los síntomas ya nombrados.

Otros efectos secundarios del polvo de proteínas

Además de los ya nombrados, el consumo excesivo de este tipo de suplementos proteicos pueden ocasionar otros tipos de efectos secundarios de mayor gravedad, como lo son:

  • Aumento de riesgo de padecer cáncer de mama
  • Aumento de riesgo de padecer diabetes tipo 1
  • Mayores probabilidades de padecer enfermedades cardíacas

Antes de comenzar a ingerir polvos proteicos, siempre será recomendable consultar a nuestro médico.