,

Ejercicios para el síndrome del túnel carpiano

Si usted está tratando el síndrome del túnel carpiano, estos ejercicios le ayudarán a mantener los dedos y la flexibilidad de las articulaciones. Para este entrenamiento sencillo sólo necesitará unos minutos, así que por qué no intentarlo?

Paso 1.

Ponga ambas manos en forma de puños, manténgalas así durante unos diez segundos. Después abra las palmas de forma rápida y separe los dedos. Haga esto diez veces seguidas.

Paso 2

Mueva sus muñecas con un movimiento hacia la derecha alrededor de diez veces con ambas muñecas.

Paso 3

Haga movimientos hacia la derecha con los pulgares unas diez veces.

Paso 4

Levante sus palmas de la mano sobre su cabeza y simplemente déjelas caer con las muñecas hacia abajo. Haga esto unas 20 veces ya que moverá toda la mano en lugar de centrarse en una parte particular.

Paso 5

Coloque las manos juntas y presiónelas fuertemente una contra la otra. Asegúrese de mantener los codos a la altura de los hombros, como si hiciera una pose de meditación. Apriete los dedos y separe las palmas. Al hacerlo poco a poco aumente la distancia entre las articulaciones de los dedos. Asegúrese de mantenerlos cerrados durante todo el proceso. Una vez haya terminado ponga sus palmas en su posición original y repita este proceso por lo menos diez veces.

Este entrenamiento sencillo hará que la circulación mejore dramáticamente e incluso reduzca la hinchazón. Esto se debe hacer un buen número de veces al día después de realizar trabajos duros o mientras está sentado delante de su ordenador. Sus manos se mantendrán mejor y más fuertes así como el resto de su cuerpo.