,

EL ANTIBIÓTICO NATURAL QUE LA INDÚSTRIA FARMACÉUTICA SIEMPRE HA OCULTADO

Todos conocemos la existencia de la medicina natural, sabemos que los fármacos tienen origen en ella. Sin embargo, en vez de adoptar las recetas naturales e investigar todo lo que sea necesario, seguimos consumiendo remedios que intoxican nuestro cuerpo. Desconocemos los efectos secundarios de los fármacos de la medicina tradicional, simplemente confiamos.

No tratamos de alentar el desuso de los fármacos, intentamos motivar a todas las personas a volver a lo natural. A curarnos, dentro de lo que sea posible, a partir de los frutos de la madre naturaleza.

Por otro lado, conocemos el gran negociado que existe detrás de las empresas farmacéuticas. Sí estamos en completo desacuerdo con el lucro basado en las enfermedades de las personas. Por eso, les presentamos una fórmula infalible para el tratamiento de las enfermedades. Es el remedio más potente y eficaz, de propiedades curativas inigualables: miel y canela. Son innumerables los beneficios que estos alimentos asociados entre sí, brindan a nuestro cuerpo.

Beneficios de consumir miel y canela a diario.

-Activa el metabolismo y reduce la ansiedad, es un complemento ideal para bajar de peso.
-Regula los niveles de azúcar en sangre.
-Diurético natural: nos ayuda a eliminar el exceso de líquidos y grasas.
-Refuerza nuestro sistema inmunológico.
-Es un antibiótico natural.
-Es un alimento para entrar en calor, expulsa el frío de nuestro cuerpo.
-Funciona para tratar las enfermedades de garganta como faringitis, amigdalitis, disfonía, entre otras.
-Es un antiinflamatorio natural.
-Funciona para tratar enfermedades que afectan a las articulaciones como la artrosis.
-Previene de enfermedades cardiovasculares.
-Mejora la circulación de la sangre.
-Regula los niveles altos de colesterol.
-Es un vigorizante sexual, tanto para hombres como para mujeres.
-Ayuda en la digestión.
-Reduce la acidez del estómago.
-Es un energizante y revitalizante natural.
-Es un potente antioxidante, reduce los síntomas de vejez.
-Sirve para tratar el insomnio.

Remedios con canela y miel

miel y canela

Les traemos una selección de los remedios más antiguos, utilizados durante siglos, para el tratamiento de algunas enfermedades. Remedios que vale la pena conocer y poner en práctica.

Para las infecciones de la vejiga: Este remedio consumido a diario, combatirá las bacterias que se alojaron en la vejiga.
-Se deben mezclar 2 cucharaditas (tamaño té) de canela con una cucharada (cuchara sopera) de miel. Agregar un vaso de agua tibia.

Para tratar enfermedades cardíacas: Funciona para prevenir ataques al corazón. También regula los niveles de colesterol malo en la sangre y promueve el correcto funcionamiento del corazón en general.
-Mezclar ½ cucharadita de canela en una de miel (medir con la misma cuchara para respetar las proporciones). Consumir diariamente en ayunas.

Para tratar el dolor de muelas: Pocos dolores son tan intensos y molestos como el dolor de muelas. Es tan punzante que, a veces, deriva en cefaleas severas.
-Preparar una pasta de miel y canela (partes iguales de ambos alimentos) y aplicar directamente sobre la muela dañada.

Para tratar el acné: Muchas veces, los tratamientos recetados para este problema, derivan en una resequedad extrema de la piel. Nuestra piel se daña, se vuelve escamosa, delicada y quedan secuelas para siempre.
-Mezclar partes iguales de canela y miel. Aplicar la pasta antes de dormir, directamente sobre la piel. Dejar actuar durante toda la noche, en cada granito. Al despertarse, enjuagar bien, evitando refregarse la piel.

Esta mezcla también funciona para tratar infecciones cutáneas. Aplicar de forma tópica donde se encuentre la lesión.

Para tratar la artritis: Es un remedio para calmar el dolor intenso que provoca esta enfermedad.
-Mezclar dos cucharaditas de miel, con una de canela. Agregar un vaso de agua tibia. Beber la mezcla a diario.
Tratar problemas estomacales: Combate los dolores de estómago, disminuye la producción de gases y ayuda en el proceso digestivo.
-Mezclar una cucharadita de miel, con ½ cucharadita de canela en un vaso de agua tibia. Beber con el estómago vacío.

Para curar un resfriado: Mezclar una cucharadita de miel, con ¼ de cucharadita de canela. Consumir dos veces al día, por la mañana y por la noche.

Ahora ya conoces la súper fórmula, es sencilla y económica. Vuelve a lo natural.