Es por esto que el mal hábito tomar café retrasa la pérdida de peso

El mal hábito de tomar café

Muchos amamos tomar café; lo hacemos a cada hora del día, por la mañana, en el almuerzo, luego en la tarde e incluso por las noches. Ahora bien, recientemente científicos han descubierto que el café dificulta la quema de grasa corporal, retrasando así el proceso de pérdida de peso. Lo peor es que quienes toman café, usualmente lo combinan con productos peligrosos, como lo pueden ser las cremas, el azúcar y demás. Hoy queremos mostrarte en detalle por qué el café engorda y no es demasiado bueno para tu organísmo.

Mira a continuación por qué el café engorda y algunos detalles más que seguro te será útil conocer, acerca de esta tradicional bebida.

El café engorda y retrasa la pérdida de peso

 

Un simple frapuchino es capaz de brindarle a nuestro organísmo 700 calorías…¡lo equivalente a una comida!

Diversos estudios ya han demostrado que el café contiene un antioxidante denominado ácido clorogénico o CGA, el cual aumenta a gran nivel la resistencia a la inuslina y la sensibilidad a la glucosa, haciéndo así que aumentemos de peso.

Además, dichos estudios hacen hincapié en el hecho de que el café interrumpe los procesos de nuestro organísmo enfocados en quemar y procesar grasas para ser utilizadas en forma de energía.

Además, el café hace que nuestro estrés se eleve, haciéndo así que sea mucho más probable que alojemos grasas en zonas complicadas de nuestro cuerpo, como por ejemplo lo son los muslos, la cola, el vientre y los brazos.

Conoce a continuación y en detalle, por qué el café engorda, y algunos otros efectos de dicha bebida en el organísmo.

El café produce celulitis

El café engorda, eso lo hemos dejado claro…pero, ¿existen otros factores de riesgo que esta bebida puede provocarnos?

La respuesta es si, y la celulitis es uno de ellos.

La cafeína es capaz de hacer que nuestro organísmo se deshidrate, promoviéndo así a la retención de líquidos, una de las principales causas de la celulitis.

El café genera adicción

Existen personas que si no toman café tienden a padecer intensos dolores de cabeza.

Esto sucede debido a la falta de cafeína en su sistema; el café es adictivo cuando se lo consume en exceso.

Empezamos con una taza, luego dos, luego tres…hasta que el café se convierte en elemento básico de nuestra rutina. Luego, al no tomarlo, comenzamos a padecer sus consecuencias; dolor de cabeza, temblores en las manos, sudor y más.

El café provoca insomnio

De seguro ya sabes que no es nada bueno beber café antes de ir a dormir.

La cafeína se encargará siempre de mantenerte en estado de alerta, por lo que te será prácticamente imposible conciliar el sueño luego de beber café.

El café provoca hipertensión arterial

Si bien ele fecto suele ser pasajer cuando tomamos una taza de café, las personas que beben demasiado de esta bebida pueden llegar a empezar a sufrir de hipertensión.

Si el café está generando problemas en tu alud y lo notas, deja ya mismo de beberlo.

El café aumenta el riesgo de padecer osteoporosis

Por cada 100 miligramos de café, el cuerpo pierde 6 miligramos de calcio.

Si tomas 3 tazas de café durante varios años, tus huesos se debilitarán de gran manera, según lo dicen ciertas investigaciones en cuanto al tema.

Si tomas café, presentarás más riesgo de padecer osteoporosis en algunos años.

Además, en este sentido, el café puede ser mucho más perjudicial para las mujeres.

El café y el síndrome menstrual

El café es en ciertos casos el principal responsable ante un ciclo mentrual fuerte y duradero.

Es importante recordar que el té estimula nuestra circulación, por lo que no es raro entonces que altere nuestro ciclo menstrual.

El café engorda, pero además es capaz de ocasionar otro tipo de riesgos de suma relevancia en tu salud.

¡Toma medidas en cuanto a esto, ahora mismo!

Comparte con todos esta valiosa información.