, ,

El consumo excesivo de azúcar no sólo se relaciona con la diabetes, también con la obesidad, enfermedades cardíacas y hasta el cáncer.

Hace tiempo que se alerta de los daños que supone, para la salud humana, el consumo excesivo de azúcar. Varios estudios realizados por diferentes organizaciones y países coinciden en destacar algunas consecuencias graves de esta costumbre.

De acuerdo con un estudio realizado por el Credit Suisse Research Institute realizado en 2013, se dice que el 40 % de los gastos destinados a salud por el gobierno de los Estados Unidos son por enfermedades directamente relacionadas con el consumo excesivo de azúcar.

Los efectos perjudiciales para la salud del consumo excesivo de azúcar van desde la obesidad y la diabetes a las enfermedades cardíacas y el cáncer. Está demostrado de que el azúcar y la obesidad están asociados con un mayor riesgo potencial de cáncer.

Un informe publicado en 2014 indica que la obesidad cada año, es responsable de aproximadamente 500.000 casos de cáncer en todo el mundo. De acuerdo con la BBC del Reino Unido, la obesidad puede dar lugar a un adicional de 670.000 nuevos casos en los próximos 20 años. Por ello están pidiendo la prohibición de los anuncios de comida chatarra para abordar el control del aumento de obesidad y las enfermedades relacionadas con ella.

Mientras que una investigación en Alemania indica que los costos de tratamientos relacionados con el consumo excesivo de azúcar representa la mayor parte de los costos del cuidado de la salud de la nación.

Consumo excesivo de azúcar, uno de los factores determinantes en la obesidad.

La forma en que el azúcar afecta a las hormonas y al cerebro, es la receta ideal de la obesidad; debido a que disminuye la saciedad y ocasiona que los adictos a ella pierdan el control sobre su alimentación. Las personas que consumen más azúcar también tienen mayores probabilidades de padecer sobrepeso u obesidad.

El sector que se ve más afectado por el consumo excesivo de azúcar son los niños. Las estadísticas indican que el consumo de dulces y alimentos endulzados aumenta el 60 % el riesgo de obesidad infantil.

El consumo excesivo de azúcar puede provocar cáncer.

Muchos científicos creen que los niveles de insulina altos y constantes causados por el consumo excesivo de azúcar contribuyen a la aparición del cáncer. Esto se agrava con el hecho de que el azúcar facilita la inflamación, otro de los factores determinantes para el desarrollo de dicha enfermedad.

¿Cómo podemos reducir el consumo excesivo de azúcar?

• Reemplazar el azúcar por una hierba dulce llamada stevia.

• Usar especias para darle sabor a nuestras comidas y sustituir el azúcar.

• Recortar drásticamente la cantidad de azúcar refinada que utilizamos.

• Consumir frutas frescas en lugar de frutas enlatadas, abrillantadas, etc.

Cribado del cáncer y prevención.

El cribado del cáncer es el uso periódico de determinadas exploraciones o pruebas en personas que no tienen síntomas de cáncer pero que tiene alto riesgo de desarrollarlo por diferentes motivos. En muchos tipos de cáncer, el progreso en el área del cribado ha ofrecido expectativas de una detección más precoz.

Muchos investigadores dudan de que este método sea realmente efectivo para disminuir el porcentaje de muertes por cáncer, además del excesivo gasto que significa evaluar constantemente a miles de personas.

En la mayoría de los casos el diagnostico precoz ha ayudado a curar el cáncer, pero estas prácticas también arrojan un alto porcentaje de falsos positivos. Está demostrado que el 60% de las mujeres que se someten a la mamografía de cribado de cáncer reciben un falso positivo en algún momento, lo que lleva a la angustia y tratamientos innecesarios.

Desde luego que sólo el consumo excesivo de azúcar no va a definir que una persona sufra cáncer, obesidad o ninguna de las dos, pero sí es un factor que no debemos pasar por alto. Para evitar correr el riesgo de enfrentar estas graves enfermedades debemos procurar llevar una dieta sana y un estilo de vida saludable.