El espacio entre cejas revela aspectos increíbles de nuestra personalidad.

¿Sabías que nuestros rasgos faciales nos ofrecen una preciada información sobre la personalidad de cada uno? Hoy hablaremos de un signo en particular: el espacio entre cejas que nos puede dar variada información, sobre nuestras tendencias emocionales y mentales, entre otras.

La morfo-psicología es una ciencia en auge y muy polémica. La pseudociencia en cuestión, pretende establecer una relación directa entre los rasgos físicos (sobre todo los rasgos de la cara) y la personalidad. En esta ocasión conoceremos lo que el espacio entre cejas describe de nuestro carácter y esencia.

Evidentemente lo que hoy mostraremos es solo un pequeño resumen y una visión simplista, de la morfo-psicología dedicada al estudio de los receptores del rostro; ya que se trata de un asunto tremendamente complejo porque relaciona distintas áreas del cerebro y del sistema nervioso.

Requiere  profundo conocimiento y estudio de multitud de matices a tener en cuenta. Es decir: no sólo porque una persona tenga cierto espacio entre cejas, quiere decir que inexorablemente  tenga un carácter determinado. El conjunto de factores y su relación entre ellos es lo que nos ayuda a determinar ciertos rasgos. Es lo que permite a la morfo-psicología realizar un estudio profundo de la tendencia a ciertas actitudes, ante la vida, según la morfología facial. En este caso en particular, en el espacio entre cejas.

Las cejas y el espacio entre cejas, forman parte del receptor de la zona cerebral, complementan al ojo y ayudan a saber cómo se canaliza la información exterior. También determinan la tonicidad del ojo. Si son más pilosas o pobladas, ofrecen más tonicidad, mientras que si son débiles o pobres, significan atonía.

Las cejas próximas al ojo ofrecen una mayor concentración y un modo de ser más profundo, mientras que si se alejan, es signo de distracción y carácter más móvil, pero aumenta la calma y la receptividad. Estudios recientes afirman que si la diferencia de color de las cejas, varía mucho con el del cabello, se deduce que la persona es desconfiada.

Lee también: “¿Sabías que depilar las cejas con hilo es mejor que con cera? ¡Conoce esta sencilla técnica!”.

Espacio entre cejas y personalidad.

  • Poco espacio entre cejas o cejas muy juntas: indican que la persona puede ser ruda en el trato. Presentan exceso de pasión en sus tareas diarias, terquedad e inestabilidad.
  • Mucho espacio entre cejas o cejas muy separadas: las personas con mucho espacio entre cejas presentan una amplitud en el campo de la conciencia. Emotividad sana. Nos hablan de un “tercer ojo” que aportará intuición a la zona con más demanda.
  • Cejas curvadas: típicamente femeninas, indicando más capacidad de reacción que de acción. Capacidad para la estética o la decoración.
  • Cejas rectas: significa que esa persona tiende a tomar decisiones de manera lógica, no son demasiado emocionales o impulsivas sino más reflexivos. Las personas con este tipo de espacio entre cejas presentan como característica principal, ser más de emisión que de receptividad.
  • Cejas con el pico marcado: representan a personas a las que les gusta divertirse y son aceleradas, hablan rápido, toman decisiones rápido y necesitan constantemente de cosas que los estimulen. Además las personas con este espacio entre cejas suelen ser espontáneas y divertidas, con un gran sentido del humor.
  • Cejas curvadas hacia arriba: suelen ser personas muy buenas y pensar mucho en las necesidades de los demás. También suelen tener mucho tacto a la hora de comunicarse y siempre prefieren una situación en la que todos ganen.

Las cejas y el espacio entre cejas hablan de ti. Su forma define tu autoestima, tu capacidad de organización, en qué modo tomas las decisiones… en definitiva, las cejas son el reflejo de tu identidad y personalidad.