, ,

El peligro de las solanáceas: Comerlas de forma incorrecta podría favorecer la inflamación y el dolor.

El peligro de las solanáceas reside en sus compuestos, los cuales podrían favorecer la inflamación y el dolor corporal. Sin embargo cuando son consumidas correctamente resultan muy nutritivas y saludables.

Las solanáceas son un grupo específico de plantas herbáceas y leñosas; aproximadamente 98 géneros y más de 2700 especies. Algunos de los alimentos más conocidos por nosotros forman parte de este grupo: tomates, papas, pimientos, ajíes y berenjenas. Otros alimentos poseen los mismos compuestos alcaloides inflamatorios, aunque no forman parte de las solanáceas: arándanos, bayas de Goji y el ginseng indio.

Como mencionábamos, el peligro de las solanáceas reside en un glucoalcaloide tóxico denominado solanina. Es de sabor amargo y está presente en las hojas y en los frutos de estas plantas. Actualmente se cree que la solanina es capaz de irritar el tracto gastrointestinal, afectar el sistema inmunológico y favorecer la inflamación.

A continuación te contaremos más sobre el peligro de las solanáceas y cómo evitarlo.

¿A qué se debe el peligro de las solanáceas?

La solanina no es soluble en agua, no se destruye por la cocción y no se sintetiza o descompone dentro del organismo. Algunas investigaciones afirman que la solanina llega al tracto intestinal y se absorbe hacia el torrente sanguíneo. Allí puede destruir los glóbulos rojos transportadores de oxígeno y funciona como un inhibidor de la descomposición de ciertos neurotransmisores que controlan los impulsos nerviosos. Es decir, provoca una constante sobre estimulación nerviosa del sistema parasimpático.

La solanina es una neurotoxina y es el peligro de las solanáceas. Las personas más afectadas por ella son los pacientes artríticos. Estos alcaloides afectan el proceso de metabolización de calcio. Los alimentos solanáceos quitan el calcio que debería ir hacia los huesos y lo depositan en otros tejidos blandos. Este mecanismo, incluso, favorecería el desarrollo de artritis (artritis reumatoidea, osteoartritis o gota) en personas propensas que aún no han sido diagnosticadas con la enfermedad.

Norman F. Childers, fundador de la Arthritis Nightshades Research Foundation afirma:

“La dieta parece ser un factor determinante en la etiología de la artritis, basándome en las encuestas realizadas a más de 1400 voluntarios durante 20 años de experiencia. Las plantas de las familias de las solanáceas son un factor causal importante en el desarrollo de la artritis en personas sensibles a alcaloides denominados tropano y solanina”.

El peligro de las solanáceas es real pero afecta a personas propensas a padecer artritis. De igual manera siempre es necesario mantener un consumo moderado y controlado.

¿Cómo evitar el peligro de las solanáceas?

Para todas aquellas personas que sufren de algún dolor muscular o articular crónico, es necesario evitar el consumo excesivo de estos alimentos. Incluso, si está dentro de sus posibilidades, podría eliminarlos completamente. Personas con enfermedades relacionadas a la artritis, lupus, reumatismo y trastornos similares notarán una gran mejora una vez que eliminen estos alimentos de su dieta:

  • tomates.
  • patatas (no camotes o batatas).
  • berenjenas.
  • alcachofas.
  • pimientos.
  • chiles.
  • bayas de Goji.
  • tomarillos.
  • alazán.
  • arándanos.
  • grosellas.
  • belladona.
  • paprika.
  • tabaco.
  • pimienta de cayena.
  • flores comestibles: petunia, vid cáliz, jazmines, trompetas del diablo.

El reto de los tres meses.

Para saber si las solanáceas están empeorando tu condición actual, lleva a cabo el reto de los tres meses. Durante 90 días evita al máximo el consumo de solanáceas y evalúa el estado de tu salud. Para ello deberás leer muy bien todas las etiquetas, analizar medicamentos, recetas y bebidas.

Si tu salud mejora, es prueba de que el peligro de las solanáceas está presente en tu vida. Luego, puedes ir consumiendo de a un alimento solanáceo a la vez y paulatinamente incorporarlos hasta analizar cuál es el límite que el cuerpo soporta. Deberás estar muy atento a los síntomas y a todo lo que el cuerpo tiene para decir.

Algunos consejos para el reto de los tres meses…

  • Muchos remedios homeopáticos contienen belladona.
  • Algunos comprimidos y medicamentos contienen almidón de patata como relleno (averígualo leyendo las etiquetas o en atención al cliente).
  • La atropina y escopolamina utilizadas en píldoras para dormir, funcionan inflamando el cuerpo.
  • El capsicum utilizado en antiinflamatorios es pimienta de cayena.
  • Algunos polvos para hornear tienen fécula de patata. También algunos adhesivos: no cierres los sobres pasando la lengua por el adhesivo.
  • El vodka está elaborado con patatas.