, ,

¡Este secreto de las mujeres asiáticas es el que necesitas para no envejecer, ni engordar!

El deseo de muchas mujeres occidentales es no envejecer, ni engordar durante toda la vida. Más allá de lo estético, sabemos que ambas condiciones traen aparejados numerosos problemas de salud. Las mujeres japonesas han logrado desarrollar un estilo de vida saludable, tanto que su jovialidad dura por años.

Japón es un hermoso lugar, lleno de maravillas por descubrir. ¿Has notado cuán longevos son sus habitantes? Además de llegar a una edad madura en perfecto estado físico, su salud es admirable. Este país posee una de las tasas más altas de esperanza de vida, mientras que el promedio de población con sobrepeso no supera el 5%, uno de los más bajos del mundo.

Las mujeres japonesas han logrado llegar a la tercera edad con mínimos signos de vejez y no suben de peso con el paso del tiempo. ¿Cómo es posible? Gracias a su calidad de vida, basada en ejemplares hábitos alimenticios. Quizás sea por esto que, llegada la menopausia, las mujeres occidentales experimentamos molestos síntomas y problemas de salud. Si bien la genética tiene mucho que ver, los especialistas aseguran que copiar algunas costumbres japonesas podrían asegurarnos algunos años más de vida.

Para tomar el ejemplo y vivir con buena salud hasta el último día de nuestras vidas, te contamos los hábitos más importantes que pueden ayudarnos a no envejecer, ni engordar por muchos muchos años.

Lee también: “Secreto revelado: Esto es lo que utilizan las mujeres japonesas para mantener un cutis perfecto”.

Hábitos japoneses para no envejecer, ni engordar.

Naomi Moriyama es una escritora japonesa, autora del libro “Las mujeres japonesas no envejecen, ni engordan”. En esta obra, se describe en detalle cuáles son los principios alimenticios que las mujeres japonesas siguen en su vida cotidiana, los cuales serías el factor determinante para gozar de buena salud.

A continuación, te contamos qué tipo de alimentación llevan para no envejecer, ni engordar:

  • PROTEÍNAS: Las proteínas ingeridas por los japoneses, provienen principalmente de fuentes vegetales como la soja. Las de origen animal, se consumen a partir de la carne de pescado, más saludable que las carnes rojas ya que no contienen grasas saturadas.
  • ÁCIDOS GRASOS SALUDABLES: Al consumir una buena cantidad de pescado a la semana, consumen niveles óptimos de ácidos grasos Omega 3. El organismo no puede producir su propio Omega 3, un ingrediente esencial para la salud del cerebro, del sistema cardiovascular, la piel y durante el embarazo. Este ácido graso es ideal para no envejecer, ni engordar ya que es un antioxidante que previene la aparición de arrugas, el cáncer y el Alzheimer.
  • ALGAS MARINAS: Para complementar su dieta, obtienen proteínas, minerales, vitaminas y fibras de las algas marinas. Muy buenas para el sistema digestivo.
  • FRUTAS Y VERDURAS.
  • ARROZ: Los granos de arroz contienen una sustancia denominada fitoceramidas, ayudando a fortalecer la piel, especialmente las capas más externas.
  • TÉ VERDE: Esta infusión proporciona una buena cantidad de teína, especialmente recomendada para fortalecer el cerebro y combatir el deterioro cognitivo. Aporta una gran cantidad de antioxidantes.
  • ALIMENTOS PROCESADOS: Los alimentos procesados son prácticamente nulos en la alimentación habitual de los japoneses. Tampoco consumen azúcar, harinas blancas, ni golosinas.
  • PORCIONES: Cuidan sus porciones, que suelen ser bastante pequeñas. Además, se mantienen muy bien hidratados, bebiendo alrededor de 2.5 litros de agua al día.